Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Decenas de sirios esperan para cruzar la frontera con Turquía en Akcakale, en la provincia de Sanliurfa, el 15 de junio de 2015

(afp_tickers)

Turquía va a entregar permisos de trabajo a los refugiados sirios para mejorar sus condiciones de vida e intentar frenar el flujo de desplazados que intentan partir hacia la Unión Europea.

Las autoridades informaron en el diario oficial de que se le entregarán permisos de trabajo por seis meses a las personas registradas como refugiados por los servicios de inmigración.

Esta medida beneficia a cerca de 2,2 millones de sirios que han llegado a Turquía huyendo del conflicto que golpea su país desde 2011, y a cerca de 300.000 iraquíes.

De ellos, unos 250.000 viven en campos cerca de la frontera pero la gran mayoría se ha desplazado a las ciudades, donde viven en condiciones muy precarias, trabajando en negro o sobreviviendo como mendigos, lo que genera tensiones con la población local.

Según el decreto, en cada empresa los refugiados no podrían superar el 10% del total de la fuerza laboral.

"Los permisos de trabajo para los sirios no van a afectar el empleo de los ciudadanos turcos", había asegurado el lunes el vicepresidente, Numan Kurtulmus.

Ankara y Bruselas firmaron en noviembre un plan para frenar el flujo migratorio, bajo el compromiso de que la UE le entregue 3.200 millones de euros (3.000 millones de dólares) a Turquía a cambio de su cooperación.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP