Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Combatientes kurdos de las YPG (Unidades de Protección del Pueblo) ponen una bandera de éstas en la puerta de la prisión central de Hasaké, el pasado 23 de agosto en esa ciudad al noreste de Siria

(afp_tickers)

Turquía y las fuerzas kurdas en el norte de Siria alcanzaron un "acuerdo endeble" para detener los enfrentamientos entre ambos, cuando se cumple una semana del inicio de la ofensiva de Ankara en el país vecino, que ha atizado la tensión entre el gobierno de Erdogan y Washington.

La tregua fue anunciada este martes por un alto funcionario de defensa estadounidense y por milicias kurdas en el norte de Siria, pero no ha sido confirmada por Ankara.

"En las últimas horas, nos han asegurado que todas las partes involucradas van a detener los disparos y enfocarse en la amenaza del ISIL", dijo el coronel John Thomas, portavoz del Comando Central, utilizando un acrónimo del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"Es un acuerdo endeble por al menos el próximo par de días, y esperamos que se solidifique", agregó.

Estados Unidos trata de frenar el aumento de la violencia entre las fuerzas turcas y milicias kurdas del YPG que operan en Jarablus, ciudad fronteriza de Siria, y sus alrededores.

Ambas partes son respaldadas por Washington, en tanto Turquía es un aliado clave en la OTAN.

Es un escenario desalentador para el Pentágono, que ha basado su esperanza de derrotar al EI en Siria en las Fuerzas Demócratas Sirias (SDF) lideradas por los kurdos y ha invertido grandes sumas para entrenar y pertrechar a este grupo.

Thomas calificó de "alentador" el acuerdo para detener estos enfrentamientos.

El "Consejo Militar de Milicias de Jarablus", que cuenta con el apoyo de las SDF confirmó que hay una tregua.

"Acordamos un cese el fuego con el Estado turco, a instancias de Estados Unidos y de la coalición internacional", que está luchando contra el EI, dijo el portavoz del comando, Ali Hajo.

Vía telefónica, Hajo indicó que la tregua comenzó a medianoche (21H00 GMT del lunes) y que se espera que "dure por un periodo de tiempo no establecido".

"Estamos continuamente negociando (con las fuerzas turcas) con la mediación de los estadounidenses", dijo sin dar más detalles.

- Sin noticias de Ankara -

En tanto, Ankara no ha confirmado ni negado la situación, afirmando que lo que espera es que los kurdos cumplan con la promesa hecha a Estados Unidos de retirarse al este del Éufrates, "lo antes posible".

El lunes, el viceprimer ministro turco Numan Kurtulmus dijo que el objetivo del ejército es "limpiar la región del grupo yihadista Estado Islámico (EI) e impedir" que los kurdos "establezcan un corredor de lado a lado" de la frontera, lo que "dividiría a Siria".

Ankara considera al partido kurdo sirio PYD (Partido de Unión Democrática) y a su rama militar, las YPG, como organizaciones "terroristas", pese a que Estados Unidos -aliado de Turquía en la OTAN-, apoya a los kurdos de Siria al considerarlos como los más eficaces combatientes contra el EI.

El gobierno de Recep Tayyip Erdogan, en permanente conflicto con los kurdos en su propio territorio, ve con preocupación la idea de que los kurdos sirios formen un cinturón de territorios en su frontera, al considerar que esto amenazaría la seguridad de Turquía.

El lunes, Turquía advirtió que lanzará más bombardeos contra los kurdos del YPG en Siria, si éstos no se retiran.

Sin embargo, los analistas consideran que para Turquía hay muchos riesgos latentes si se involucra más en la guerra civil siria y si se enfrenta a las YPG, atizando las tensiones con Washington, importante aliado, miembro de la OTAN.

En el plano diplomático, Rusia dijo que no está dispuesta a aceptar los resultados del informe de la investigación de la ONU que concluyó que el régimen en Siria usó armas químicas, dijo su embajador, Vitaly Churkin.

El panel investigador de la ONU concluyó que helicópteros militares sirios largaron gas cloro sobre al menos dos localidades de la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, en Talamenes el 21 de abril de 2014 y en Sarmin el 16 de marzo de 2015.

Siria, sostuvo la tesis de uno de sus principales aliados, y su delegado en la ONU, Bashar Jaafari, rechazó las conclusiones del informe.

El informe también concluyó que el grupo Estado Islámico usó gas mostaza en la ciudad de Marea, en el norte de la provincia de Alepo, el 21 de agosto de 2015.

En tanto durante la jornada, el grupo EI anunció la muerte de su portavoz, Abu Mohamed al Adnani en Alepo, que se suma a varias bajas importantes que ha sufrido la organización en los últimos meses.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP