Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Donald Tusk llega llega a la oficina de la fiscalía para declarar sobre el accidente de Smolensk, este jueves 3 de agosto en Varsovia

(afp_tickers)

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, compareció este jueves como testigo en una investigación por el accidente de avión en que murió el presidente polaco Lech Kaczynski, en 2010, una convocatoria que la oposición tachó de maniobra política.

"Tiene motivos para tener miedo", declaró este jueves Jaroslaw Kaczynski, líder del gobernante partido conservador nacionalista PiS y hermano gemelo del difunto presidente, al medio digital ultracatólico radiomaryja.pl.

Desde el accidente, Kaczynski atribuyó varias veces la "responsabilidad política" de la muerte de su hermano a Tusk, el ex primer ministro polaco con el que siempre mantuvo una gran rivalidad.

Hace 15 días, en una violenta disputa en el Parlamento, el dirigente conservador acusó a los diputados de la oposición de haber "asesinado" a su hermano gemelo.

"¡No se limpien las caras de traidores con el nombre de mi hermano de santo recuerdo! ¡Ustedes lo destruyeron, asesinaron! ¡Son unos canallas!", declaró durante un debate sobre la reforma del sistema judicial apoyada por el PiS.

Entrevistado por periodistas a la entrada de la fiscalía, Tusk consideró que las palabras de Jaroslaw Kaczynski en el Parlamento "indican claramente cuáles son los motivos" de su convocatoria.

"Tusk es ahora el blanco político del PiS y de la fiscalía, que ni siquiera oculta que está cumpliendo una petición política. Esto se enmarca en un escenario de investigaciones sucesivas contra él", dijo Grzegorz Schetyna, el presidente del partido centrista de oposición, Plataforma Cívica.

Los fiscales convocaron a Tusk "en la investigación sobre negligencias de funcionarios del Estado" durante las autopsias de las víctimas de la catástrofe en la ciudad rusa de Smolensk, en la que fallecieron el presidente Kaczynski y otras 95 personas.

El presidente del Consejo Europeo ya había testificado en abril en una investigación sobre dos exjefes del contraespionaje militar, a los que se acusa de haberse "extralimitado en sus competencias" al colaborar con los servicios secretos rusos tras el accidente aéreo.

La fiscalía lleva a cabo distintas pesquisas relacionadas con la catástrofe de Smolensk. El poder conservador creó una nueva comisión de investigación sobre la catástrofe, que parece privilegiar la teoría de una explosión como causa, una tesis rechazada por responsables de la anterior investigación.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP