El organismo gestor del transporte de Londres decidió el lunes no renovar la licencia de la plataforma de alquiler de vehículos con conductor Uber en la capital británica alegando "fallos" que ponen en entredicho la seguridad de los pasajeros.

La empresa, que tiene 45.000 conductores y 3,5 millones de clientes en la capital británica, anunció inmediatamente que recurrirá esta decisión y precisó que seguirá funcionando con normalidad hasta que haya un fallo definitivo.

En opinión de Transport for London (TfL), Uber "no es apta para tener una licencia". El organismo afirmó en un comunicado haber "identificado un patrón de fallos por parte de la compañía que incluye varias infracciones que pusieron en riesgo a los pasajeros y su seguridad".

Entre ellos figura un elevado número de "conductores no autorizados" inscritos en la plataforma "que se aprovechan de las vulnerabilidades de la aplicación para transportar a miles de pasajeros".

Uber es acusada con regularidad de problemas de seguridad, como agresiones a sus usuarios o sus chóferes, lo que contribuyó a ensombrecer en muchos países una reputación también marcada por las polémicas sobre la insuficiente remuneración de sus conductores.

TfL reconoció que la empresa había hecho algunos cambios positivos a favor de la seguridad de sus usuarios, pero los consideró insuficientes.

Por ese motivo, la autoridad de transportes londinense "ha concluido que no concederá a Uber London Limited (Uber) una nueva licencia de operador privado en respuesta a su última solicitud".

El gigante de los transportes en línea podrá sin embargo seguir operando en la capital británica mientras se agotan todos los recursos posibles a esta decisión, precisó.

Este rechazo es el último revés para las operaciones de la compañía californiana en Londres, desde las protestas de los conductores de los tradicionales taxistas negros hasta una anterior suspensión de permisos en 2017 ya debida a cuestiones de inseguridad.

En septiembre, se le había concedido una prórroga de dos meses de su licencia tras la expiración de un acuerdo anterior de 15 meses. La renovación de los permisos estaban supeditados a la mejora de la seguridad de los pasajeros.

Entre las nuevas medidas lanzadas recientemente por Uber figura la posibilidad de que los usuarios se pongan directamente en contacto con los servicios de emergencia si es necesario a través de la propia aplicación.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes