Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los equipos de rescate introducen en una ambulancia el cuerpo de una víctima del derrumbe de una fábrica a las afueras de Lahore, en Pakistán, el 7 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Un adolescente fue rescatado con vida de entre los escombros más de dos días después del derrumbe de una fábrica en Pakistán y cuando su familia creía haberlo enterrado tras un error de identificación, anunciaron este sábado las autoridades locales.

Su familia lo daba por muerto. Identificó otro cuerpo hallado entre los escombros como el del adolescente y le dio sepultura en el pueblo de sus ancestros.

"Con la bendición de Dios, Muhamad Shahid, de 18 años, fue sacado 50 horas después del derrumbe", anunció Muhamad Usman, un alto funcionario de la administración de Lahore, la ciudad del este del país donde ocurrió la tragedia el miércoles por la noche.

Desde entonces, los socorristas han retirado 37 cuerpos y sacado a un centenar de supervivientes de entre los escombros de esta fábrica de cuatro pisos que producía bolsas de polietileno en la zona industrial de Sundar, a 45 kilómetros del centro de Lahore.

El rescate del joven provocó escenas de emoción en el lugar, donde los socorristas se pusieron a gritar "¡Allahu Akbar!" ("¡Dios es grande!") y recuperaban la esperanza.

Cuando el edificio se derrumbó, había unas 150 personas en la fábrica y se ignora si quedan todavía cuerpos entre los escombros. Según algunos obreros, en la fábrica trabajaban niños.

Las autoridades provinciales indicaron que se había abierto una investigación y que esperaban un primer informe en dos semanas.

El derrumbe se produjo pocos días después de un terremoto que dejó casi 390 muertos en Pakistán y Afganistán y dañó miles de edificios.

AFP