AFP internacional

Localización del ataque en el distrito de Shah Wali Kot

(afp_tickers)

Al menos 10 soldados afganos murieron en un ataque llevado a cabo por rebeldes contra una base militar en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, anunció este martes el ministerio de Defensa.

El ataque se produjo en el distrito de Shah Wali Kot, un día después de la muerte de 20 policías en un asalto de los talibanes contra sus posiciones en la provincia vecina de Zabul.

"La noche pasada, los enemigos de Afganistán atacaron el campamento Achakzai que albergaba el cuerpo del ejército 205, en el distrito de Shah Wali Kot", señaló el ministerio en un comunicado.

"Diez valientes soldados murieron y otros nueve resultaron heridos", añade.

Ningún grupo reivindicó el ataque de Kandahar, pero éste se produce en momentos en que los talibanes ganan terreno, 15 años después de haber sido expulsados del poder por Estados Unidos.

Este nuevo ataque supone un duro golpe para las fuerzas afganas apoyadas por Occidente, pero a menudo mal equipadas y poco preparadas, y que sufren grandes pérdidas.

El ataque se produce un mes después de que los talibanes mataran al menos a 135 miembros de las fuerzas de seguridad en la provincia de Balj (norte), el más sangriento ataque de los insurgentes contra una base militar afgana desde 2001.

AFP

 AFP internacional