Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El escenario de un atentado contra unos peregrinos perpetrado en Bagdad el 2 de mayo de 2106

(afp_tickers)

Un ataque del grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra una peña iraquí del Real Madrid en una localidad al norte de Bagdad se saldó este viernes con al menos 16 muertos.

El club lamentó "profundamente el terrible atentado (...) que ha acabado con la vida de 16 miembros de una peña madridista".

El gobierno español condenó igualmente lo que calificó de ataque "abominable", que según indicaron las fuentes de seguridad iraquíes ocurrió en Balad, cerca de la localidad de Samarra, al norte de Bagdad.

"Un grupo de hombres armados de Dáesh [acrónimo árabe del EI] vestidos con uniformes de las fuerzas de seguridad atacaron hacia medianoche un café en Balad con granadas y armas de fuego", indicó a la AFP Amar Hekmat al Baldawi, vicegobernador de la provincia de Saladino.

Balad es una ciudad situada 80 km al norte de Bagdad de población esencialmente chií, aunque rodeada de zonas rurales de mayoría suní.

"Huyeron hacia una zona agrícola cercana y se hicieron explotar cuando las fuerzas de seguridad y habitantes se acercaron a ellos", explicó.

Baldawi precisó que cuatro atacantes se habían hecho explotar y que dos podrían estar huidos.

Según un coronel de la policía que pidió el anonimato, el tiroteo en el café donde se reunían los aficionados 'merengues' dejó 12 muertos, y la explosión de los suicidas mató a dos policías y dos milicianos. Ese balance fue confirmado por una fuente médica.

El modus operandi difiere del habitual empleado, con coche bomba. Al menos 94 personas murieron en los últimos tres atentados suicidas cometidos en Bagdad el miércoles, los peores desde principios de año.

El EI reivindicó el ataque en un comunicado difundido por las redes sociales, en el que afirmó que formaba parte de una campaña para vengar la desaparición de Abdel Rahman al Qaduli, número dos del EI, muerto en marzo por un bombardeo de la coalición internacional antiyihadista.

"El Gobierno de España condena en los términos más enérgicos el ataque terrorista" indicó el comunicado emitido en Madrid. "Se trata de un acto particularmente abominable por el hecho de que el objetivo de los terroristas sean civiles que se reunían con la sola finalidad de seguir un evento deportivo", añadió.

El ataque conmocionó también al presidente de la Liga española, Javier Tebas.

"El fútbol está siendo objeto del terror. Íbamos a viajar (a Irak) este mes, pero se pospuso por seguridad. Volveremos para apoyar al pueblo iraquí", escribió en español y árabe en su cuenta de Twitter.

En su comunicado, el club 'merengue' anunció que sus jugadores lucirán el sábado, en el último partido de Liga, un brazalete negro "en señal de luto y respeto".

"El fútbol y el deporte serán siempre territorios de encuentro, concordia y paz con los que no podrán ningún tipo de terrorismo salvaje", añadió el Real Madrid en su texto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP