Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Anuncio de Bitcoin en la conferencia anual de tecnología de Las Vegas, EEUU, el 8 de enero de 2015

(afp_tickers)

Un empresario australiano que reside en Sídney, Craig Steven Wright, fue citado el miércoles por sitios especializados como uno de los posibles inventores del bitcoin, una moneda virtual considerada peligrosa por las autoridades reguladoras.

Los medios de comunicación buscan identificar desde hace años a los misteriosos informáticos que, disimulados detrás del seudónimo de Satoshi Makamoto, concibieron en 2009 el programa que genera el bitcoin.

La revista estadounidense Wired y el blog Gizmodo, basándose en documentos confidenciales, afirmaron que Craig Steven Wright podría ser uno de los misteriosos inventores del bitcoin.

"Todo designa a Craig Steven Wright, un hombre que nunca había figurado en la lista de sospechosos de quienes buscan a Nakamoto", indicó la revista Wired.

"A pesar de un montón de índices no podemos decir con exactitud que el misterio ha sido aclarado", escribió la revista.

"Hay dos posibilidades: Wright inventó el bitcoin o es un mitómano brillante que quiere hacerlo creer, concluye la revista.

Por su lado, el blog Gizmodo afirma que Craig Wright y el informático estadounidense Dave Kleiman, fallecido en 2013, estuvieron ambos implicados en la creación del bitcoin.

Gizmodo se basa en documentos confidenciales y correos electrónicos pirateados que recibió en los cuáles Wright reivindica ser Nakamoto.

En marzo de 2014, la revista estadounidense Newsweek afirmó que había descubierto la verdadera identidad del creador del bitcoin, un ingeniero jubilado de origen japonés residente en California.

Sin embargo, esa persona había desmentido firmemente ser el creador del bitcoin.

Por su parte, la policía australiana efectuó un registro en una vivienda de Gordon, un suburbio de Sídney, que, según la prensa, pertenece a Wright.

La policía federal australiana confirmó el registro en el marco de una investigación fiscal sin revelar la identidad de la persona que ocupa la vivienda.

"Este caso no tiene nada que ver con las recientes informaciones de los medios sobre el bitcoin", indicó la policía.

Los partidarios de la utilización del bitcoin lo consideran como un medio eficaz y anónimo de transferir fondos, pero las autoridades reguladores subrayan los peligros de un sistema opaco y volátil.

La plataforma de intercambio de bitcoins MtGox se derrumbó estrepitosamente en 2014, arruinando a miles de inversores y haciendo vacilar la reputación del bitcoin, una moneda electrónica. La sociedad frenó sus transacciones en febrero de 2014 y luego se declaró en quiebra.

En total desaparecieron 850.000 bitcoins por un valor de unos 385 millones de dólares.

Contrariamente a las divisas físicas, como el dólar o el euro, los bitcoins no son emitidos ni regulados por ningún banco central sino generados por miles de computadoras diseminadas en el mundo.

AFP