Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro británico, David Cameron, fotografiado frente al número 10 de Downing Street, en Londres, el 3 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Reino Unido no debería sumarse a los bombardeos aéreos en Siria hasta que haya una clara estrategia para derrotar a Estado Islámico y devolver la paz al país, declaró este martes un influyente comité parlamentario.

El primer ministro, David Cameron, quiere implicarse más en la campaña estadounidense en Siria e Irak si existe un amplio acuerdo entre partidos en la Cámara de los Comunes. Pero el Comité de Relaciones Exteriores de la cámara se lo ha desaconsejado y sostiene que el objetivo de Cameron de participar en los bombardeos es "incoherente" y "una distracción".

"Nos preocupa que el gobierno esté concentrado en extender los bombardeos en Siria (...) sin ninguna expectativa de que sus acciones sean militarmente decisivas y sin un plan coherente a largo plazo para derrotar a Estado Islámico y poner fin a la guerra civil", aseguró el presidente del comité, el diputado conservador Crispin Blunt. "Hay en estos momentos una miscelánea de acciones militares descoordinadas por parte de una variedad alarmante de actores internacionales en Irak y Siria", agregó, aludiendo a la implicación, entre otros, de Estados Unidos, Rusia o Irán.

Blunt alentó al gobierno a optar por los esfuerzos diplomáticos para resolver esta guerra, que ha causado 250.000 muertos.

AFP