Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra de Sarre, la democristiana Annegret Kramp-Karrenbauer, durante una rueda de prensa el 26 de marzo de 2012 en Berlín

(afp_tickers)

El estado federado alemán de Sarre anunció este martes que prohibirá a cualquier responsable político extranjero organizar reuniones electorales en su territorio, tras la polémica suscitada por la anulación de mítines de ministros turcos en Alemania y Holanda.

"A raíz del actual debate sobre la campaña electoral de miembros del Gobierno turco en Alemania, Sarre tomará todas las medidas necesarias para prohibir tales eventos en el suelo sarrense", indicó el Gobierno de esta región fronteriza con Francia.

A principios de marzo, Alemania provocó el enfado de Ankara cuando varios municipios prohibieron a ministros turcos participar en mítines sobre el referéndum del 16 de abril, que busca reforzar los poderes del presidente Recep Tayyip Erdogan. El mandatario turco acusó entonces a Berlín de llevar a cabo "prácticas nazis".

Sarre es el primero de los 16 estados federados alemanes en aplicar esta prohibición, mientras que el Gobierno federal siempre había indicado que no se oponía a los mítines pro-Erdogan, siempre y cuando respetaran la ley.

La crisis se extendió esta semana a Holanda, donde las autoridades impidieron que dos ministros turcos hicieran campaña en su suelo. Y una vez más, Erdogan lanzó acusaciones de nazismo y denunció la actitud de la Unión Europea hacia Turquía.

"En cada manifestación [de la campaña turca], podrían repetirse esas declaraciones provocadoras. No se puede tolerar semejante conducta penalmente punible", dijo la jefa del Ejecutivo de Sarre, Annegret Kramp-Karrenbauer, miembro del partido conservador de la canciller Angela Merkel.

Kramp-Karrenbauer también consideró importante el hecho de que su Estado impida la promoción de un incremento "antidemocrático" de los poderes de Erdogan. "Nuestra democracia liberal no debe ser un refugio para quienes promueven objetivos antidemocráticos", afirmó.

Con tres millones de personas, Alemania alberga a la mayor comunidad turca en el extranjero. Cerca de la mitad tiene derecho a votar en los comicios turcos y pueden desempeñar, por tanto, un papel decisivo en el referéndum constitucional del 16 de abril.

AFP