Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un miembro de las fuerzas de seguridad sirias vigila en un puesto de control en la plaza del Presidente de Homs el 25 de febrero de 2017, tras una serie de atentados suicidas

(afp_tickers)

El líder del exbrazo de Al Qaida en Siria advirtió en un vídeo de que la serie de atentados del fin de semana en Homs era un mensaje a los dirigentes de la oposición para "borrarla".

En un vídeo publicado el lunes por la noche, el líder de Fatah al Sham (exfrente Al Nosra, Al Qaida en Siria) reivindicó nuevamente los ataques en los que murieron decenas de personas, entre ellos el responsable de la seguridad militar de Homs y allegado del presidente sirio, Bashar al Asad.

"Esta operación es una lección para los políticos derrotados de Ginebra y antes de Astana", declaró Abu Mohamad al Jolani.

"Esta lección apunta a borrar la vergüenza cometida por los que juegan con la vida del pueblo sirio", aseguró, agregando que esos ataques "son sólo una etapa en una serie que continuará".

Para el líder yihadista, se trata de una declaración clara de "que la guerra debe permanecer entre (nuestras) manos y que (los otros) deben borrarse".

"Se trata de una demostración de que el régimen sólo entiende el lenguaje de la fuerza y de la sangre (...). Esos políticos (...) ofrecen al régimen una victoria sin combate", agregó.

Las principales personalidades de la oposición se encuentran en Ginebra esta semana para entablar unas negociaciones de paz con una delegación del Gobierno sirio, encuentro impulsado por la ONU para intentar poner fin a seis años de guerra.

Fatah al Sham, considerada una organización terrorista tanto por Estados Unidos como por Rusia, no participa del diálogo, así como de las negociaciones que se celebraron en Astana entre los grupos rebeldes y el régimen.

La reunión de Ginebra es la cuarta que auspicia la ONU y la primera desde abril de 2016.

El Alto Comité de Negociación de la oposición debe reunirse con una delegación rusa para intentar lograr que presione a su aliado, el régimen sirio.

Fatah al Sham se separó en julio de 2016 de Al Qaida para, según los expertos, reducir la presión conjunta de Estados Unidos y Rusia contra sus fuerzas. En enero se alió con grupos radicales para formar Tahrir al Sham.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP