Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Avi Gabbay, hombre de negocios israelí, en Tel Aviv el 10 de julio de 2017

(afp_tickers)

El Partido Laborista israelí eligió el lunes como su nuevo jefe al hombre de negocios y novicio en política Avi Gabbay, un moderado favorable a la creación de un Estado Palestino.

Gabbay, quien se unió al laborismo en diciembre, logró el 52% de los votos, frente al 47% que obtuvo el ex jefe laborista Amir Peretz, informó un comunicado del partido.

Este lunes desde su página Facebook, Gabbay prometió ser la encarnación "de la esperanza y el cambio"

Su perfil de hombre de negocios, de tendencia política moderada, y su origen sefardí (judío oriental) constituyeron un cóctel que sedujo a los electores laboristas, en busca de un cambio en la orientación de una agrupación que ha perdido el protagonismo de antaño.

En efecto el Partido Laborista fue la principal fuerza política del país entre la creación de Israel en 1948 hasta el acceso al poder de la derecha liderada por el Likud en 1977.

Su influencia se redujo mucho durante los últimos 25 años, un periodo en el que tuvo a 10 líderes distintos y el último primer ministro laborista de Israel fue Ehud Barak, entre 1999 y 2001.

Gabbay nunca fue miembro del Parlamento, y su carrera profesional incluyó cargos técnicos en el departamento de presupuesto del ministerio de Finanzas, y en el sector de telecomunicaciones en la empresa privada, donde llegó a dirigir una empresa.

La experiencia de este recien llegado a la política se limita a solamente tres años, cuando ingresó en 2014 a un nuevo partido de centroderecha que, tras su alianza con el conservador Likud en 2015 le permitió acceder al gobierno de Benjamin Netanhayu como ministro de Medioambiente,

Pero Gabbay duró poco más de un año y en 2016 renunció a su cargo y adhirió al partido laborista, en cuyo seno en apenas siete meses se catapultó hasta lograr hoy la jefatura de la principal agrupación opositora.

De origen humilde, Gabbay creció en un barrio pobre de Jerusalen donde se instaló su familia al emigrar desde Marruecos.

De recorrido diverso, fue oficial de inteligencia militar (llego al grado de mayor) y estudió economia y administración en la Universidad Hebraica de Jerusalen.

El nuevo jefe laborista, 50 años, casado, tres hijos, hasta ahora ha militado por la creación de un Estado Palestino vecino a Israel, aunque desmilitarizado.

También ha propuesto que se intercambien territorios con los palestinos, con el proposito de integrar en Israel a las colonias construidas en Cisjordania.

"El conflicto (palestino) puede ser resuelto (... para lo cual) nos hace falta un liderazgo valiente y determinado, que no se interese en los golpes de efecto publicitarios y que no siembre la división", ha dicho Gabbay, quien insiste en la prioridad de mejorar la situación económica de los palestinos.

AFP