Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Personal de seguridad en la Universidad de California el 1 de junio de 2016 en Los Angeles

(afp_tickers)

Un hombre mató a otro y luego se suicidó el miércoles en el campus de la célebre universidad UCLA de Los Angeles, en el oeste de Estados Unidos, provocando un masivo despliegue de fuerzas de seguridad en las instalaciones.

"Hacia las 10H00 de esta mañana hubo un homicidio y un suicidio en el edificio de Ingeniería", dijo el jefe de policía de Los Angeles (LAPD), Charlie Beck.

"La situación parece totalmente bajo control. Pensamos que no hay otros sospechosos ni otra amenaza en el campus de la UCLA", que acoge a unos 43.000 estudiantes, agregó.

Las autoridades no identificaron a las víctimas pero varios medios aseguraron que se trato de un estudiante que mató a un profesor, antes de disparar contra si mismo.

Muchos estudiantes publicaron mensajes en las redes sociales en los que se identificaba al profesor como William Scott Klug, maestro de ingeniería mecánica y aeroespacial.

Grupos de intervención de la policía registraron minuciosamente el edificio de la facultad Boelter Hall en busca de otras eventuales víctimas o atacantes en la zona.

"Hay indicios de que puede haber una nota de suicidio pero todavía no sabemos", agregó Beck. "Trágicamente, muchas situaciones de ataques como éstos, terminan así".

El incidente fue denunciado a través de múltiples llamadas de auxilio y en las redes sociales. "Estábamos en la mitad de una clase cuando llegó un 'got' (una alerta de texto) el profesor rápidamente aseguró la puerta y nos dijo que no hiciéramos ruido", relató un estudiante que sólo se identificó como Ricky.

Todas las clases en la universidad fueron canceladas durante la jornada. El bloqueo a las intalaciones se levantó poco después del mediodía.

"Estamos en proceso de devolver el campus a los estudiantes", señaló Beck. "Están en sus (pruebas) finales. Es un período muy estresante para ellos, estamos tratando de facilitar eso".

Una escuela primaria y una secundaria, ambas en el mismo sector, también fueron bloqueadas "por precaución", precisaron las autoridades.

El tiroteo forzó a la selección brasileña de fútbol, que planeaba entrenar el miércoles en el campus para la copa América, debió buscar una cancha alternativa.

"En vista de lo que sucedió en el campus de la UCLA, el equipo no entrenará en la universidad", anunció la Confederación Brasileña de Fútbol en un comunicado, agregando que el entrenamiento se realizaría en otro complejo deportivo de la ciudad.

- Obama informado -

Scott Waugh, vicerrector de la universidad, dijo que las clases se reanudarán normalmente el jueves y los exámenes finales de la semana próxima no serán interrumpidos.

Queremos reanudar las operaciones tan pronto como sea posible", afirmó. "Profesores, funcionarios y estudiantes deben presentarse mañana a sus tareas normales y completar el trimestre como planeado".

La Casa Blanca anunció que el presidente Barack Obama fue informado sobre el tiroteo y pidió a sus colaboradores que lo mantengan al tanto de la evolución de la situación.

La UCLA, una de las universidades más conocidas en el mudo, recibe estudiantes de todo el orbe, que realizan cursos e investigaciones que abarcan desde ciencias a cine, pasando por sociología y ciencias políticas.

Este tiroteo es el último en un país donde los ataques con armas de fuego son casi cotidianos. Desde el inicio del año hubo 5.451 muertos por armas de fuego en Estados Unidos y 21.549 incidentes implicando estas armas, según el sitio Gunviolencearchive.org.

Hace dos años, Elliot Rodger, de 22 años, apuñaló mortalmente a tres compañeros de apartamento, matando luego a tres mujeres con un arma de fuego en una universidad cerca de Santa Barbara, dos horas al norte de Los Ángeles. Al menos otras 13 personas fueron heridas por Rodger.

Otros tiroteos con víctimas mortales se registraron desde entonces en una universidad de Oregon (Portland, noroeste) y en un liceo de la región de Seattle (Washington, noroeste).

California fue escenario en diciembre de un ataque con fusil de asalto por una pareja yihadista, en el que murieron 14 personas en San Bernardino. Fue el atentado más mortífero en Estados Unidos desde el 11 de setiembre de 2001.

Los llamados a un control más estricto de las armas de fuego se multiplican luego de cada ataque, incluso en California, estado que cuenta con una de las legislaciones más estrictas del país.

La UCLA prohíbe la tenencia y el porte de armas de fuego en el campus.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP