Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos musulmanes rezan el 26 de mayo de 2017 en la Mezquita Central de Mánchester, en Reino Unido. The Henry Jackson Society recomendó dotarse de nuevas leyes que obliguen a las instituciones musulmanas a declarar la financiación extranjera

(afp_tickers)

La mayoría del dinero que financia al extremismo islámico en el Reino Unido procede de Arabia Saudí, según un informe de una organización británica publicado este miércoles y tildado de "falso" por la embajada de Riad.

"Si bien hay entidades de todo el Golfo e Irán culpables de promover el extremismo, las de Arabia Saudí están sin duda en lo más alto de la lista", dijo en un comunicado Tom Wilson, analista de The Henry Jackson Society.

Según esta entidad centrada en las relaciones internacionales, Arabia Saudí emprendió a partir de los años 60 "una iniciativa multimillonaria para exportar el wahabismo por todo el mundo islámico, incluyendo entre las comunidades musulmanas de Occidente".

El wahabismo, también conocido como salafismo, es la corriente del islam dominante en la ultraconservadora Arabia Saudí.

La financiación se hizo básicamente a través de la financiación de mezquitas, asegura el informe, que a su vez "albergaron a predicadores y textos radicales".

El informe asegura además que algunos de los predicadores más extremistas del Reino Unido "estudiaron en Arabia Saudí".

En un comunicado transmitido a la BBC, la Embajada de Arabia Saudí en Londres aseguró que las acusaciones "son categóricamente falsas".

"No aprobamos y no aprobaremos nunca los actos o la ideología del extremismo violento", aseguró la embajada.

The Henry Jackson Society recomendó dotarse de nuevas leyes que obliguen a las mezquitas y a otras instituciones musulmanas a declarar la financiación extranjera.

AFP