Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un manifestante hace la señal de la victoria frente a unos agentes de las fuerzas de seguridad durante una marcha de protesta contra el Gobierno, el jueves 20 de julio en Alhucemas, al norte de Marruecos

(afp_tickers)

Un manifestante en coma fue hospitalizado tras los enfrentamientos entre las fuerzas del orden y manifestantes el jueves en Alhucemas, al norte de Marruecos, que dejaron además decenas de heridos, informaron las autoridades locales.

Esta herida en la cabeza "se debe al lanzamiento de piedras", precisó la misma fuente, citada por la agencia oficial MAP, que indicó que se había abierto una investigación para "dilucidar las circunstancias de este incidente". La víctima debía ser evacuada en helicóptero hacia un hospital de Rabat, según la agencia marroquí.

Alhucemas y las localidades vecinas, situadas en la región históricamente contestataria del Rif, son desde hace nueve meses el escenario de un movimiento de protesta, cuyos principales líderes fueron detenidos a finales de mayo.

Los partidarios del "Hirak", nombre que se le da localmente a este movimiento que denuncia la "marginación" de la región, hicieron un llamamiento a una gran marcha el jueves para reclamar la liberación de los cientos de compañeros detenidos, pese a la prohibición de las autoridades y el despliegue de un gran dispositivo de seguridad.

Pero desde el principio de la concentración, las fuerzas del orden intervinieron sistemáticamente para cargar contra los manifestantes y dispersar la marcha, haciendo uso de bombas lacrimógenas.

En varios puntos de la ciudad tuvieron lugar lanzamientos de piedras, así como en las localidades vecinas hasta entrada la noche, constató un equipo de la AFP en el lugar. Según un primer balance oficial, los choques dejaron 72 heridos del lado de las fuerzas del orden y 11 entre los manifestantes.

Dos miembros de las fuerzas de seguridad en "estado grave" fueron evacuados a Rabat, según las autoridades marroquíes. Precisaron que resultaron heridos en la cabeza "tras el lanzamiento de piedras por parte de algunos manifestantes".

Según fuentes locales, la policía detuvo el jueves a una decena de personas, entre ellas Hamid El Mahdaoui, un periodista marroquí comprometido, sospechoso de haber "invitado a personas a participar en una manifestación prohibida".

El presidente de la sección local de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), Mustapha Allach, lamentó en declaraciones a la AFP "importantes obstáculos a la libertad" y una ciudad en "estado de asedio", hablando de "varias detenciones". Contactado por la AFP, el ministerio del Interior no respondió por el momento.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP