Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un manifestante porta un cartel en el que se lee "días y noches, los los ferroviarios permanecemos en pie", en referencia a la protesta 'Noche en Pie', el 26 de abril de 2016 en la estación de Lyon, Francia

(afp_tickers)

Un mes después de su nacimiento en la estela de las primeras manifestaciones contra la reforma laboral, el futuro del movimiento ciudadano Noche en Pie, que ocupa la plaza de la República de París y otros lugares de Francia, es incierto, a falta de estructuras.

El movimiento, que aboga por una "organización horizontal", se ve debilitado también por los desórdenes que se registran en paralelo. El jueves por la noche, hubo enfrentamientos entre policías y manifestantes que continuaron en la plaza parisina más allá de medianoche, la hora límite.

Veintisiete personas fueron detenidas por lanzar objetos contra policías y por actos de vandalismo. En su diario en línea (gazettedebout.org), Noche en Pie lamentó este viernes esos actos "que desacreditan al movimiento".

Muchos participantes se preguntan cómo hacer para dar continuidad a este foro informal que debate cada noche al aire libre sobre la crisis de la democracia, los movimientos sociales, el medio ambiente, el feminismo o el porvenir del mundo.

La multitud de causas reunidas bajo la bandera de la "convergencia de luchas" genera una gran variedad de acciones, desde el bloqueo de locales de comida rápida hasta la ocupación de un teatro, pasando por operaciones en favor de la vivienda. Pero la causa común de todas esas iniciativas no está clara.

"Estamos visiblemente en fase de lasitud", afirma un participante en el portal https://nuitdebout.fr/, en el que cada cual puede escribir sus preguntas y propuestas.

Lanzado el 31 de marzo tras una manifestación contra el proyecto de ley laboral del Gobierno, Noche en Pie amplió rápidamente su abanico de temas, pero no ha logrado nunca atraer cada noche a más de varios cientos o varios miles de personas.

- Tentativa de convergencia -

El jueves, a iniciativa de varios de los iniciadores de Noche en Pie, se intentó una convergencia con los sindicatos que siguen la movilización contra la ley laboral.

Al terminar una manifestación de trabajadores en París, el dirigente del sindicato CGT Philippe Martinez se trasladó a la plaza de la República. En su presencia se lanzaron gritos de "¡huelga general!", lo que muestra el deseo de una parte de los manifestantes de que el movimiento entre en las empresas y se extienda en la sociedad civil. Pero otros acusan a los sindicatos de no ser representativos, de estar organizados jerárquicamente y de limitarse a reivindicaciones sectoriales.

Observadora del movimiento, la filósofa belga Claire Mouffe, presentada como inspiradora del partido español Podemos, tiene sus reservas respecto al futuro de Noche en Pie. "Ocupar una plaza no basta", dijo la semana pasada al semanario Le Nouvel Observateur. "Si los manifestantes quieren tener un impacto político y estar en condiciones de transformar la realidad, van a tener que organizarse de manera un poco más vertical", dijo.

Profesora de la Universidad de Westminster de Londres y autora del libro 'La ilusión del consenso', Mouffe estima que Noche en Pie, al igual que Occupy Wall Street en Nueva York, alimenta "la creencia romántica de estar inventando una nueva manera de hacer política".

En España, los indignados que ocupaban las plazas "rehusaron durante mucho tiempo todo compromiso o alianza", antes de que una parte de ellos crearan Podemos, que obtuvo el 20% de los votos en las últimas elecciones legislativas. "Entre el movimiento espontáneo y la organización política, hay que saber crear una sinergia", sostuvo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP