Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Policías antidisturbios tratan de empujar a unos estudiantes de la Universidad de Estambul durante unas manifestaciones, el pasado 6 de noviembre en la principal ciudad de Turquía

(afp_tickers)

Un militante del grupo yihadista Estado Islámico (EI) se hizo estallar durante una redada policial a última hora del sábado en Gaziantep, una ciudad del sureste de Turquía fronteriza con Siria, causando heridas a cuatro policías, informó la prensa local.

En el asalto de la policía antiterrorista contra un apartamento de la ciudad, un suicida activó los explosivos adheridos a su cuerpo, precisó la agencia de prensa Dogan.

Gaziantep se encuentra unos 300 km al este de Antalya (sur), donde se inaugura este domingo la cumbre del G20, que abordará, entre otros temas, la lucha contra los yihadistas.

En el asalto policial contra el edificio de diez plantas, considerado un vivero de yihadistas, un suicida se hizo estallar cuando los policías se acercaban a él, precisó la agencia de prensa Dogan.

La policía decidió inspeccionar el lugar como parte de una investigación sobre el doble atentado suicida del 10 de octubre pasado frente a la estación de trenes de Ankara en el que murieron 102 manifestantes congregados para una "marcha por la paz", añadió la agencia.

La policía también detuvo a siete sospechosos de pertenencia al EI durante otra redada este domingo en Ankara, informó la agencia de prensa progubernamental Anatolia. El sábado, el Ejército turco mató a cuatro yihadistas que se acercaron a un puesto fronterizo militar con Siria, cerca de Gaziantep.

AFP