Centenas de combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) están sitiados en un territorio de poco más de un kilómetro cuadrado en la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria, dijo a la AFP un portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

El Estado Islámico recurre a atentados suicidas perpetrados por mujeres para intentar frenar la ofensiva contra el último reducto de los yihadistas, afirmó Adnan Afrin, el portavoz de las FDS, la fuerza kurdo-árabe.

"Hay enfrentamientos violentos y batallas feroces", agregó.

Las FDS lanzaron el sábado, con el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, la ofensiva "final" contra el bolsón yihadista, que incluye una parte de la aldea de Baghuz, cerca de la frontera con Irak.

"Hay una fuerte resistencia", destacó Afrin.

En los últimos días, los yihadistas lanzaron varios contraataques, que obligaron a las FDS a replegarse.

"La superficie controlada por los yihadistas era de 700 metros cuadrados", explicó.

Después de la ofensiva "es de un kilómetro cuadrado de viviendas además de un campo en el sur de Baghuz", indicó.

"No tenemos cifras exactas pero podemos estimar que todavía quedan atrincherados un millar de combatientes", agregó.

"Hay muchos túneles en Baghuz. Por eso la operación tarda más. Hay muchos kamikazes que atacan con coches y motos bomba", detalló.

El martes, dos "mujeres kamikazes se hicieron estallar", comentó.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes