El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, abordaba este jueves en Bagdad un posible traslado y juicio en Irak de los yihadistas extranjeros detenidos en el noreste de Siria, en plena ofensiva turca en la zona.

Le Drian se entrevistaba con dirigentes iraquíes, en un contexto en el que los países europeos temen que, desde el lanzamiento de la operación turca el 9 de octubre en el noreste de Siria, se escapen algunos de los 12.000 yihadistas detenidos por los kurdos.

El ministro francés se reúne con su homólogo iraquí, Mohamed Ali Al Hakim, el presidente, Barham Saleh, y el primer ministro, Adel Abdel Mahdi, para, según él "hacer de manera (...) que podamos encontrar los medios de tener un dispositivo judicial susceptible de juzgar juntos a estos combatientes, incluidos a priori franceses".

Unos 12.000 combatientes del Estado Islámico (EI), incluyendo entre 2.500 y 3.000 extranjeros, están actualmente detenidos en cárceles bajo control de los kurdos. A su vez, los campos de desplazados albergan a otros 12.000 extranjeros (8.000 niños y 4.000 mujeres).

Siete países europeos (Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Holanda, Suecia y Dinamarca) debaten desde hace varios meses sobre la posibilidad de crear un tribunal internacional en Irak para juzgar a los yihadistas extranjeros.

Human Rights Watch ha advertido sobre los riesgos de transferir a estos yihadistas a prisiones en Irak, un país que según la ONG "tiene el récord de juicios injustos".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes