Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un chiita musulmán herido en el atentado frente a un templo de Daca recibe atención médica en un hospital el 24 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Al menos una persona murió y cerca de 80 resultaron heridas este sábado en un atentado frente al principal templo chiita de Daca, la capital de Bangladesh, cuando miles de fieles celebraban la fiesta de la Ashura, indicó la policía.

La policía dijo que es el primer atentado que toma por blanco a la pequeña comunidad chiita de Bangladesh. El ataque se produce semanas después de que un cooperante italiano y un granjero japonés murieran a tiros en este país, en sendos actos reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico.

Según la policía, un adolescente de 14 años murió en el acto al estallar este sábado tres pequeñas bombas frente al Hossaini Dalan, el principal templo chiita del país, sobre las dos de la mañana (20H00 GMT del viernes).

"Había unas 20.000 personas dentro y fuera del edificio en ese momento. Estaban preparándose para celebrar la procesión anual de luto del mes de Muharram cuando estallaron tres bombas frente al Hossaini Dalan", dijo a la AFP un alto funcionario de la policía capitalina, Mofiz Uddin Ahmed.

El jefe de la policía local, Azizul Haq, dijo que al menos una persona murió y unas 80 resultaron heridas.

El inspector de policía Mozammel Hoque explicó a la AFP que la mayoría de los heridos fueron alcanzados por esquirlas y que ninguno estaba en situación crítica.

La fiesta chiita de la Ashura, celebrada en el mes islámico de Muharram, conmemora el martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma, muerto en la batalla de Kerbala en Irak en el año 680.

El ataque se produce después de semanas de tensión en Bangladesh, donde el grupo Estado Islámico reivindicó sus primeros crímenes en este país de mayoría musulmana sunita, con 160 millones de habitantes.

La policía y las autoridades, sin embargo, rechazan la veracidad de esa reivindicación y creen que la organización yihadista no está implantada en el país.

AFP