Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un carruaje transporta el féretro del ex primer ministro portugués Mario Soares, frente a la entrada del Monasterio de los Jerónimos, en Lisboa, el 9 de enero de 2017, dos días después de su fallecimiento

(afp_tickers)

Miles de portugueses en duelo despedían este lunes a Mario Soares, considerado el "padre de la democracia", cuyo féretro recorrió las principales arterias de Lisboa entre los aplausos de la multitud.

El coche fúnebre salió por la mañana desde el domicilio familiar, frente al que muchos ciudadanos habían colocado rosas rojas, símbolo del Partido Socialista que él fundó en Portugal en 1973.

"Mario Soares pasará a la historia por su lucha por la libertad y la democracia. Debemos darle las gracias y seguir su ejemplo", decía Gonçalo Garcia, un estudiante de 16 años que acudió al lugar.

El expresidente, que murió el sábado a los 92 años, será sepultado el martes por la tarde en el cementerio de Prazeres, en el oeste de la capital, donde ya descansa su esposa, Maria Barroso, fallecida en julio de 2015.

"Fue un gran socialista, que merece toda nuestra admiración por todo lo que hizo por la libertad en Portugal y en Europa", afirmaba con una rosa en la mano Eugenia Manso, jubilada de 61 años.

Escoltado por una treintena de motos de la Guardia Nacional, el cortejo fúnebre se dirigió hacia el Ayuntamiento de Lisboa antes de continuar su camino hasta el emblemático Monasterio de los Jerónimos.

En su claustro, Soares, entonces primer ministro, había firmado el 12 de junio de 1985 el tratado de entrada de Portugal a la Comunidad Económica Europea, antecesora de la Unión Europea.

Los restos mortales del exjefe de Estado permanecerán allí en una capilla ardiente hasta la medianoche, para que los portugueses puedan recogerse ante un político que dejó una profunda huella en la historia del país.

- Bloqueo a los comunistas -

El Gobierno portugués (socialista) decretó tres días de luto nacional a partir de este lunes y llamó a "todos los ciudadanos" a rendir homenaje a esta "gran figura de la historia portuguesa contemporánea".

"Soares será recordado por haber dirigido la oposición republicana a la dictadura de Salazar y haber protagonizado la transición hacia la democracia", explica a AFP el politólogo Antonio Costa Pinto.

Jugó un papel particularmente decisivo tras la Revolución de los Claveles en 1974, que puso fin a 48 años de dictadura, cuando impidió los intentos de militares cercanos al Partido Comunista de tomar el poder.

"Gracias a él escapamos al comunismo, los portugueses no lo querían", recuerda Maria Albuquerque, una comerciante de 76 años.

- 'Gigante de la política' -

La emoción provocada por la muerte de Soares trascendió las desavenencias políticas en el país.

El líder de la oposición de centroderecha, Pedro Passos Coelho, expresó así el domingo su "profundo respeto por el fundador del Partido Socialista y su papel en la llegada de la democracia" a Portugal.

La muerte del exjefe de Estado portugués también dio lugar a emocionados homenajes en todo el mundo.

Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos, expresó su "emoción y respeto tras la muerte de Mario Soares, gigante de la política portuguesa y figura destacada de la izquierda socialista europea".

El presidente de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, se declaró "triste por ver desaparecer a una gran figura de la historia de Portugal y de la democracia europea".

AFP