Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La exdisidente y ahora consejera de Estado de Birmania, Aung San Suu Kyi (dcha), y la reina madre de Bután, Ashi Dorji Wangmo Wangchuck, durante una visita conjunta a la ciudad birmana de Bagan (centro del país) el 24 de enero de 2017

(afp_tickers)

Tras un año en el poder en Birmania, el gobierno de la exdisidente Aung San Suu Kyi tiene dificultades para llevar a cabo las reformas económicas y sociales prometidas, gestionar los conflictos étnicos y desprenderse de los vestigios de las todavía poderosas fuerzas armadas.

Durante décadas, Birmania vivió bajo una dictadura militar y soñó con la democracia. Las expectativas de los birmanos eran muy elevadas tras las históricas elecciones de noviembre de 2015, que llevaron al poder a la 'Dama de Rangún' y a su partido, la Liga Nacional para la Democracia (LND).

Tras un año de poder, Suu Kyi sigue siendo una figura muy apreciada, pero algunas quejas empiezan a oírse.

"El electorado urbano políticamente comprometido cree que el Gobierno no responde a sus expectativas", explica el analista Richard Horsey, asesor del Grupo de Crisis Internacionales. "En parte porque las expectativas era muy altas, pero en parte también debido a los errores del Gobierno", añade.

Aung San Suu Kyi, que elude las conferencias de prensa, aparece como una figura cada vez más distante, destacan los analistas.

Durante los funerales de un abogado cercano a ella, asesinado a finales de enero en pleno día en el aeropuerto de Rangún, Suu Kyi exhortó al público a ser paciente. "Para la historia de un país, para la historia de un Gobierno, diez meses o un año no es mucho", dijo a la multitud.

Pero las decepciones se acumulan. El proceso de paz con los rebeldes está en punto muerto y las perspectivas económicas no son buenas. El crecimiento se ralentiza y la inversión extranjera puede bajar por primera vez en cuatro años, mientras que el poder adquisitivo de los birmanos está mermado por una inflación de dos dígitos.

Además, entre bambalinas, los políticos le reprochan a Suu Kyi que haya concentrado demasiado poder en sus manos y que sofoque el debate en el seno del partido.

- El poder del Ejército -

La 'Dama de Rangún' se enfrenta a un problema muy complejo: el Gobierno sigue lastrado por una Constitución heredada de la Junta que impide a Suu Kyi acceder a la presidencia y garantiza a los militares un cuarto de los escaños en el Parlamento.

El Ejército sigue controlando tres ministerios importantes -Defensa, Fronteras e Interior- y conserva un muy fuerte peso económico gracias a su omnipresencia en numerosos sectores clave.

La 'Dama de Rangún' es asimismo criticada por su mala gestión de las conversaciones de paz con los rebeldes étnicos. Desde la independencia, Birmania se enfrenta a conflictos en las regiones fronterizas y en estos últimos meses los combates se han intensificado en algunos lugares hasta niveles nunca vistos desde hace años.

Para los analistas, este recrudecimiento de los combates podría ser fatal para el partido de Suu Kyi en las elecciones parciales de abril.

"Existía la esperanza de que la situación iba a mejorar con la llegada de un nuevo Gobierno, pero no es el caso, incluso es peor", explica Bertil Lintner, experto en Birmania.

En el plano internacional, muchos se sorprendieron por el silencio observado desde hace semanas por Aung San Suu Kyi ante la crisis en el estado de Rakaín (noroeste), donde el Ejército es acusado de abusos contra la minoría musulmana de los rohinyás.

"El hecho de ignorar completamente ciertas informaciones (...) pone en duda su capacidad para gobernar", opina David Mathieson, analista independiente.

Para Aung Tun Thet, consejero gubernamental, aún es pronto para juzgar al partido en el poder. "No podemos decir tras un año cuál es el resultado del Gobierno como en un examen. No podemos decir si ha tenido éxito o si ha fracasado", afirmó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP