Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El líder del partido laborista británico Jeremy Corbyn (I) debate con Owen Smith durante un debate del candidatos a líderes del partido en Cardiff en Reino Unido el 4 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El jefe del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, confrontado a una rebelión interna, recibió reproches por no presentar una oposición "creíble" al gobierno conservador, por parte del diputado galés Owen Smith, que le disputa el cargo, en su primer debate, la noche del jueves en Cardiff

"Veo con mucha claridad que no hemos sido lo que hubiéramos debido ser estos últimos meses, a saber, una oposición poderosa y creíble al partido Tory", expresó Smith.

"Cuando trabajamos juntos, ganamos", le replicó Corbyn.

También estimó que cierto número de parlamentarios laboristas que se rebelaron contra él socavaron sus esfuerzos para ganar las próximas elecciones legislativas previstas en 2020. "Ustedes se escaquearon", dijo Corbyn.

Owen Smith acusó al dirigente del Labour de no haber hecho una campaña bastante combativa para evitar el voto favorable al Brexit en el referéndum organizado a finales de junio en el Reino Unido.

Este era el primer enfrentamiento directo entre Jeremy Corbyn, militante pacifista de 67 años elegido triunfalmente a la cabeza del Labour en septiembre de 2015 con un 59,5% de los votos de los militantes, y Owen Smith, ex periodista de la BBC que formaba parte de su equipo cercano hasta que dimitió.

Los militantes laboristas deberán votar entre el 22 de agosto y el 21 de septiembre a su nuevo líder. El resultado será anunciado el 24 de septiembre durante un congreso extraordinario del partido en Liverpool (noroeste de Inglaterra).

En un momento en que el partido parece al borde de la implosión, los dos prometen reforzar los derechos de los trabajadores, luchar contra las desigualdades, aumentar los salarios más bajos e invertir en infraestructura pública.

Pero Owen Smith, ex lobista de 46 años, también se ha comprometido a escuchar al ala más centrista del partido, a la que irritan las posiciones más izquierdistas de Corbyn.

Tras el voto del 23 de junio a favor del Brexit, 172 parlamentarios sobre 230 votaron una moción de censura contra Corbyn, acusándole de hacer una campaña demasiado blanda a favor de la permanencia del Reino Unido en la UE.

- "Un nuevo tipo de político" -

A pesar de esta revuelta, Jeremy Corbyn se niega a pasar la mano y hace valer el respaldo resistente de militantes y sindicatos.

"La gente ve a Corbyn como un nuevo tipo de político que se preocupa de los pobres y oprimidos", declaró a la AFP Philip John Rosser, ex profesor de 61 años presente en Cardiff para escuchar a los dos candidatos. Forma parte de los nuevos afiliados del Labour, que han aumentado de 200.000 en febrero de 2015 a 515.000 ahora.

Owen Smith, que cuenta con un respaldo consecuente de los diputados laboristas, afirmó el miércoles que el partido estaba "en equilibrio al borde de un precipicio", declaraciones que un colaborador de Corbyn asimiló a una forma de "chantaje" para lograr el apoyo de los militantes.

Para Jo Kelleher, una mujer de 53 años que enseña en la universidad, decepcionada por la falta de implicación de Jeremy Corbyn en la campaña del referéndum, "cuando llegó (al frente del Labour), su programa socialista y contra la austeridad era bienvenido pero no se ha concretado". Admite su falta de entusiasmo por Smith, pero estima que "es el candidato del 'todo menos Corbyn'" y lo ve "un poco más cercano al electorado".

Frente a quienes consideran que Corbyn no está en condiciones de ser elegido primer ministro en las próximas legislativas, Ciera Holmes, otra militantes laborista, de 24 años, que trabaja en el sector de la sanidad, saludó su aportación al partido.

"Aunque pierda, ha puesto en primer plano la política socialista y ha hecho que mucha gente se implique", dijo a la AFP, y estimó que "el movimiento proseguirá".

Un sondeo de ICM da 16 puntos de ventaja al partido conservador respecto al laborista. Y una encuesta de YouGov muestra que un 29% de electores laboristas se inclinan por la actual primera ministra conservadora Theresa May frente a su líder Jeremy Corbyn.

El Labour, fundado en 1900 por los sindicatos, ha evolucionado hacia el centro entre 1997 y 2007 bajo la dirección del ex primer ministro Tony Blair, que ganó tres elecciones consecutivas.

Desde que los conservadores volvieron al poder en 2010, el partido laborista busca su identidad, entre la línea centrista heredada de Tony Blair y la tendencia más a la izquierda impulsada por Ed Miliband y Jeremy Corbyn.

Millones de electores laboristas desencantados del norte de Inglaterra, bastión tradicional del Labour, no hicieron caso a sus diputados, partidarios de permanecer en la UE, y votaron a favor del Brexit.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP