Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos inversores siguen las evoluciones de la bolsa el 8 de enero de 2016 en Wuhan, en el centro de China

(afp_tickers)

Los mercados mundiales se daban este viernes un pequeño respiro, aliviados por la recuperación -al menos temporal- de las Bolsas chinas, aunque las plazas europeas acabaron cerrando a la baja.

Las Bolsas chinas, cuya caída desestabilizó esta semana a todo el planeta financiero, al fin levantaron cabeza: Shanghái ganó un 1,97%, pero terminó la semana con unas pérdidas globales del 10%, y Shenzhen subió un 1,05%, pero cayó en toda la semana más del 14%. Por su parte, Hong Kong ganó un 0,59%.

Este respiro coincide con la decisión de China el jueves por la noche de suspender su nuevo sistema 'cortocircuito', que interrumpió las sesiones tras el derrumbe de los índices. El mecanismo estaba destinado a frenar la volatilidad del mercado y evitar un desplome de las cotizaciones, pero alimentó en realidad el pánico bursátil.

Las Bolsas europeas cerraron a la baja a causa del repliegue de los valores mineros y petroleros, así como de las preocupaciones sobre el mercado chino.

Londres cedió un 0,70%, París cayó el 1,59% y Fráncfort bajó un 1,31%. Por su parte, la Bolsa de Madrid cerró con un repliegue del 1,66% y la de Milán se dejó otro 1,59%.

Sin embargo, los mercados no han dejado atrás los riesgos, según los analistas.

Para la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, los "sobresaltos" que padece la economía china exigen "más claridad sobre las políticas seguidas" por Pekín.

China lleva a cabo un "histórico proceso de reajuste de su modelo de crecimiento (...) que está acompañado por sobresaltos que se sienten en todo el mundo, y requieren más claridad (...), especialmente en materia de tipo de cambio", afirmó Lagarde este viernes desde Yaundé.

Ese "reajuste" consiste en estimular el consumo interno, los servicios, las nuevas tecnologías y las exportaciones de alto valor añadido, en detrimento de la industria pesada y de las exportaciones tradicionales, motores históricos del crecimiento en China, ahora en serias dificultades.

- Desinflar la burbuja -

Por su lado, los analistas de Crédit Mutuel-CIC, son terminantes: "La tranquilidad no podrá retornar a los mercados financieros mientras China no desinfle la burbuja de sus mercados de acciones".

"El abandono del sistema de 'cortocircuito' ayudará a estabilizar el mercado, pero persistirá un sentimiento de pánico, especialmente entre los inversores particulares" declara por su parte Li Jingyuan, director general de Shanghai Bingsheng Asset Management, a Bloomberg News.

Los inversores están preocupados por la ralentización económica china, pues su PIB solamente crecerá en 2015 un 6,9% según el banco central (PBOC), su nivel más bajo en 25 años.

Todo ello se produce además en un contexto global cada vez más incierto, con tensiones geopolíticas, las cotizaciones del petróleo por los suelos y las dudas sobre la reactivación económica de Estados Unidos.

"Las autoridades chinas han decidido cambiar totalmente su enfoque, para intentar calmar la tormenta financiera que se inició esta semana", según los analistas de Crédit Mutuel.

El PBOC aseguró este viernes en un comunicado que la "situación financiera internacional e interna sigue siendo complicada y dura". Añade que llevará a cabo una "política monetaria prudente" y se esforzará en proporcionar "liquidez razonablemente abundante" al sistema bancario.

"Al demostrar la voluntad de defender su moneda y no transferir sus problemas al resto del mundo, China intenta enviar un mensaje tranquilizador. Pero la caída de sus reservas cambiarias reduce el margen de maniobra del banco central" para defender su divisa, asegura Crédit Mutuel CIC.

Un yuan débil favorece las exportaciones chinas al exterior, pero encarece las importaciones del país.

- El temor de México -

El jueves, México se declaró preocupado ante el riesgo de que, al depreciar el yuan, China lance un ciclo de "devaluaciones competitivas" en el mundo con un efecto "perverso" sobre los mercados y otras divisas, como ya ocurre con el peso mexicano, que registra bajas históricas, según expresó el ministro de Hacienda , Luis Videgaray.

Otras de las preocupaciones de la semana, al margen de las turbulencias bursátiles y cambiarias en China, fue el petroleo, que cayó a su cotización más baja en 12 años.

Este viernes, el barril de crudo se recuperaba algo, aunque permanecía claramente por debajo de los 35 dólares, muy lejos de los 100 dólares/barril que lucía en junio de 2014.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP