Un ruso perseguido por "extremismo" en un caso denunciado por los defensores de derechos humanos, escapó de su detención domiciliaria y pidió asilo a Ucrania, indicaron el jueves las autoridades de ambos países.

Sergei Gavrilov, un informático de 26 años, escapó el lunes rompiendo su pulsera electrónica, según el director adjunto del servicio federal de ejecución de sentencias de Rusia, Valéri Maksimenko. "Aparentemente, ya ha salido del país", dijo a la agencia de noticias Interfax.

Según un comunicado de la guardia fronteriza ucraniana, un ciudadano ruso de 26 años, que afirma ser "perseguido en Rusia por acciones de protesta contra las autoridades", llegó el lunes a Ucrania y "solicitó asilo político".

Se trata de "Sergei Gavrilov", confirmó a la AFP una fuente de los guardias fronterizos ucranianos. Después de la fuga, un tribunal ruso ordenó el jueves la detención del joven, según Maxime Pachkov, abogado cercano al expediente.

La semana pasada, otro joven ruso, Aidar Gubaidulin, de 26 años, acusado de "violencia" contra la policía durante una manifestación de la oposición y que se enfrentaba a hasta cinco años de prisión, también había huido de Rusia para evitar ser condenado.

En marzo de 2018, diez jóvenes, entre ellos Sergei Gavrilov, fueron detenidos acusados de "intento de golpe de estado" y de crear una "organización extremista", debido a conversaciones en un grupo de debate de la mensajería Telegram.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes