Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios soldados inspeccionan vehículos el 11 de septiembre de 2001 en la base naval de Pearl Harbor, en Hawái. Ikaika Kang, de 34 años, fue detenido en Hawái tras jurar lealtad al líder del grupo EI

(afp_tickers)

Un soldado estadounidense con base en Hawái fue arrestado bajo cargos de haber jurado lealtad al grupo Estado Islámico (EI) y haber tratado de proporcionar documentos y vídeos de entrenamiento a los yihadistas, informó el FBI.

Ikaika Kang, de 34 años, fue detenido el sábado después de haber jurado lealtad al líder del grupo EI, Abu Bakr al Baghdadi, en presencia de un agente encubierto, según un documento del FBI presentado a la justicia.

"Actualmente, el FBI cree que Kang era un actor solitario y no estaba asociado con otros que representen una amenaza para Hawái", dijo la policía federal el lunes.

El comportamiento de Kang había sido sospechoso durante años, añadió.

"Él fue reprendido varias veces por amenazar con herir o matar a otros miembros del servicio y por exponer opiniones pro-EI en el marco de su trabajo", según el documento.

"Debido a estas expresiones y amenazas, la autorización de seguridad de Kang fue revocada en 2012, pero le fue restituida al año siguiente después de que Kang cumpliera con los requerimientos militares derivados de la investigación", agrega.

Kang estuvo recientemente trabajando como operador de control de tráfico aéreo. Había servido un año en Irak en 2010-2011 y nueve meses en Afganistán en 2013-2014, de acuerdo con el Pentágono.

El soldado dijo a un informante confidencial que el hombre armado que mató a 49 personas el año pasado en el club nocturno Pulse, en Orlando, "hizo lo que él tenía que haber hecho y después dijo que Estados Unidos era la única organización terrorista en el mundo", dice el documento del FBI.

Kang también dijo al informante que "Hitler tenía razón, diciendo que creía en el asesinato masivo de judíos".

Después de hacer la promesa al grupo EI, Kang le dijo a la fuente confidencial que deseaba matar "a un montón de gente".

El militar tenía un rifle de asalto AR-15 y una pistola calibre .40 y había recibido un intenso entrenamiento en combate, dijo el FBI.

Kang proporcionó documentos militares a individuos a los que les dijo que quería que los entregaran al grupo EI.

También hizo vídeos de entrenamiento de combate para el grupo EI y ayudó a comprar un dron que dijo que los yihadistas podían usar para observar los movimientos de tanques de Estados Unidos.

El soldado fue acusado de proveer apoyo material al grupo EI.

"Kang había estado bajo investigación del Ejército de EEUU y del FBI durante más de un año", dijo el agente especial del FBI a cargo del caso, Paul Delacourt, en un comunicado.

El abogado defensor Birney Bervar dijo a la cadena Hawaii News Now que Kang podía padecer trastornos mentales relacionados con su servicio en Irak y Afganistán "de los que el Gobierno era consciente pero descuidó en tratar".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP