Un tribunal canadiense ordenó que los activos no diplomáticos del gobierno de Irán en ese país sean entregados a familias de víctimas de atentados coordinados por Teherán o perpetrados por los grupos Hamas y Hezbolá.

La resolución, obtenida el viernes por AFP, exige que las familias de estadounidenses muertos en ocho atentados, perpetrados entre 1983 y 2002, reciban como compensación las propiedades y las cuentas bancarias del Gobierno iraní en Canadá.

Según medios canadienses, estos activos totalizarían unos 13 millones de dólares canadienses (unos 10 millones de dólares estadounidenses).

Este fallo fue dictado en Canadá en virtud de una ley aprobada en 2012 que permite a las víctimas y sus familias obtener reparaciones por daños y perjuicios confiscados a Estados que patrocinan el terrorismo. Así es considerado Irán en Canadá.

Los atentados en cuestión dejaron cientos de muertos en Buenos Aires, Israel, Líbano y Arabia Saudí.

Antes de acudir a los tribunales canadienses, las familias de víctimas estadounidenses habían conseguido una decisión similar en Estados Unidos en abril.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes