Un tribunal israelí ordenó de nuevo el domingo el cierre de un edificio de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, en medio de tensiones entre las autoridades israelíes y el consejo del Waqf, que administra este lugar.

El edificio se sitúa en la Puerta Dorada, una de las entradas de la Explanada, tercer lugar santo del islam.

Desde 2003, la justicia israelí renueva de forma reiterada la orden de cierre de este lugar, pero estas últimas semanas, fieles musulmanes entraron para rezar, desafiando la orden.

Al anunciar su decisión, el tribunal dio 60 días al Waqf para posicionarse sobre esta nueva orden de cierre, según un comunicado.

La Explanada de las Mezquitas está situada en la Ciudad Vieja en Jerusalén Este, parte palestina ocupada y anexada por Israel. Esta administrado por el consejo del Waqf, un organismo que administra los bienes musulmanes y que, por razones históricas, depende de Jordania.

Las fuerzas israelíes controlan todos los accesos y actúan en caso de altercados.

Se trata también de lugar más santo del judaísmo, que lo denomina Monte del Templo. Los judíos están autorizados a visitarlo, a veces entre muchas tensiones, pero no pueden rezar en él.

Desde mediados de febrero, dignatarios del Waqf reclaman tener acceso al edificio para renovarlo, ya que fieles musulmanes entran para rezar. El acceso al recinto es posible desde la Explanada, ya que la Puerta Dorada está tapiada desde el siglo XII.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes