La difusión de un video, realizado por simpatizantes de Donald Trump, que parodia al presidente estadounidense disparando a periodistas y opositores políticos provocó este lunes una ola de indignación en todo Estados Unidos.

Siempre muy atento a las noticias y muy activo en Twitter, el multimillonario republicano no había reaccionado personalmente hasta el mediodía del lunes.

Su portavoz Stephanie Grisham aseguró que el mandatario aún no ha visto el material pero que "sobre la base de todo lo que le ha sido informado" lo "condena firmemente".

El video, que fue presentado durante una conferencia de sus seguidores en Miami y que fue hecho público por el diario The New York Times, generó una ola de indignación.

En una escena tomada de la película "Kingsman: The Secret Service", una comedia de espionaje británica de 2015, la cabeza del mandatario estadounidense fue superpuesta al cuerpo de un hombre que dispara a personas cuyos rostros fueron cambiados por los logos de grupos mediáticos como CNN, The Washington Post y NBC.

Mientras la violencia continúa dentro de la "iglesia de las fake news", el personaje de Trump ataca al fallecido senador John McCain, al senador Bernie Sanders -que busca la candidatura demócrata para enfrentarle en las presidenciales de 2020- y también lanza al suelo al senador republicano Mitt Romney.

Al expresidente Barack Obama, en tanto, lo ataca por la espalda y lo lanza contra una pared.

La viuda de McCain expresó su "indignación" y dijo que estas escenas violan "todos los estándares que nuestra sociedad espera de sus líderes y sus instituciones".

El organizador del evento, denominado "American Priority" y que tuvo lugar la semana pasada en un resort de Trump en Miami, dijo que el video fue mostrado como parte de una exhibición de "memes".

"American Priority rechaza toda la violencia política y anima a promover un diálogo sano sobre la preservación de la libertad de expresión", dijo Alex Phillips a The New York Times.

- Incitación a la violencia -

Los medios han sido blanco regular de ataques verbales por parte de Trump y sus seguidores.

En sus mítines, el presidente reiteradamente pide a la multitud chiflar a los periodistas que cubren el acto, llamándoles "fake news" y "enemigos del pueblo".

En una ocasión, Trump tuiteó un video burdamente editado de él atacando a un luchador que tenía por cabeza el logo de CNN.

"Donald Trump usa su cuenta de Twitter para incitar al odio y la violencia y amenaza a quienes le exigen que rinda cuentas", reaccionó Kamala Harris, una demócrata que aspira a competir con el mandatario en las elecciones presidenciales de 2020.

"Entonces, ¿es sorprendente que aparezca este tipo de cosas? No. Trump pone vidas en juego con su comportamiento peligroso", agregó.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA) llamó a todos los estadounidenses a "condenar esta muestra de violencia contra periodistas y opositores políticos del presidente".

"Ya le hemos dicho al presidente en el pasado que su retórica podría incitar a la violencia. Hoy le pedimos que denuncie este video y diga que la violencia no tiene cabida en nuestra sociedad", dijo Jonathan Karl, presidente de la asociación.

"Esta no es la primera vez que los partidarios del presidente promueven la violencia contra los medios en un video que parecen encontrar divertido, pero es, de lejos, el peor", dijo CNN.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes