Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El magistrado federal belga Eric van der Sypt se dirige a la prensa en Bruselas el 26 de octubre de 2016

(afp_tickers)

Un yihadista condenado en mayo de 2016 a siete años de prisión por terrorismo, amigo de uno de los atacantes suicidas de Bruselas, pudo huir de Bélgica rumbo a Siria al no ser encarcelado inmediatamente, informó este miércoles un portavoz de la fiscalía federal belga.

Jaled Jattab fue detenido, no obstante, en Turquía a finales de 2016, cuando estaba de camino a Siria. "Parece que huía hacia Siria y los turcos lo detuvieron. Hemos pedido su extradición", explicó a AFP Eric van der Sypt, confirmando una información del diario La Dernière Heure.

La justicia belga había condenado el 3 de mayo de 2016 a este yihadista de 26 años, con doble nacionalidad belga y siria, por participar en actividades de un grupo terrorista, en el caso de una red de reclutamiento de yihadistas entre 2012 y 2014, dirigida por Jalid Zerkani.

Sin embargo, pese a imponérsele la pena más dura de las 26 pronunciadas ese día, Jattab no entró directamente en prisión. "En la audiencia pedimos su detención inmediata", pero "el tribunal no lo tuvo en cuenta", subrayó el portavoz de la fiscalía general.

Para intentar justificar esta decisión de no ingreso inmediato en prisión, Van Der Sypt declaró que el acusado "acudió a cada audiencia" y "disponía de un domicilio en Bélgica".

Tras pasar un año en Siria hasta febrero de 2014, el yihadista fue detenido en octubre de ese mismo año antes de ser puesto en libertad durante el proceso de instrucción del caso.

Durante su detención provisional, se halló en su celda un CD con cantos de propaganda a favor de la organización yihadista Estado Islámico (EI), apunta el diario belga, que recuerda que el tribunal destacó en su fallo el "estado de ánimo preocupante" de Jattab.

En ese mismo caso, su amigo Najim Laachraui, uno de los autores de los atentados del 22 marzo de 2016 en Bélgica (32 muertos) e implicado también en los de París de noviembre de 2015 (130 muertos), fue condenado a cinco años de prisión en rebeldía.

AFP