Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La alcaldesa derechista de Calais, Natacha Bouchart, durante una rueda de prensa en esta ciudad del norte de Francia, el 22 de marzo de 2017

(afp_tickers)

La alcaldesa derechista de Calais, Natacha Bouchart, informó este lunes de que rehúsa acatar las órdenes del Consejo de Estado francés, que mandó a las autoridades de esta ciudad del norte de Francia que tomara medidas para ayudar a los migrantes.

"La decisión judicial del Consejo de Estado es una injusticia para los habitantes de Calais, ya que los expone nuevamente a la creación de una enésima Jungla", estimó Bouchart, refiriéndose a los asentamientos informales de migrantes que proliferan en esta ciudad porteña vecina de Reino Unido.

"En ausencia de una política nacional y europea que ofrezca una solución global de control de la inmigración, la ciudad de Calais no obedecerá las ordenes" del Consejo de Estado, agregó Bouchart en un comunicado.

El tribunal administrativo más alto de Francia ordenó este lunes al Estado que proporcione agua potable y servicios sanitarios a los migrantes de Calais, estimando que su negativa a hacerlo "los ha expuesto a tratos inhumanos y degradantes".

Calais se enfrenta a una nueva ola de migrantes que buscan a toda costa llegar a Reino Unido, incluyendo numerosos menores que no viajan acompañados.

El Ministerio de Interior y la ciudad de Calais se oponían a esta decisión, ya que temen que se vuelvan a crear campamentos informales de migrantes, como el conocido como la "Jungla", un inmenso asentamiento en el que sobrevivían en condiciones insalubres miles de inmigrantes hasta su desmantelamiento en octubre de 2016.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP