Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista áerea general de la localidad siria de Safireh, en el sureste del país, el 28 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Una coalición árabo-kurda anunció este sábado haber lanzado su primera ofensiva contra territorios controlados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"Anunciamos en el día de hoy la primera etapa de nuestra acción militar", anunciaron las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en un comunicado.

La operación empezó en la noche del viernes contra territorios controlados por el EI en la provincia de Hasake (noreste), declaró a AFP por teléfono desde Siria Sherfan Darwish, portavoz de un grupo rebelde miembro de las FDS.

En octubre, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), la principal milicia kurda, y grupos rebeldes árabes que luchaban juntos desde hacía ya mucho tiempo, decidieron crear una coalición que incluye a kurdos, árabes y cristianos siriacos.

Según Darwish, esta primera acción militar recibirá apoyo de la coalición liderada por Estados Unidos que lleva a cabo bombardeos aéreos en Siria desde septiembre de 2014.

Estados Unidos anunció el viernes que desplegará en Siria cerca de cincuenta miembros de fuerzas especiales, una decisión que supone un giro en la política del presidente estadounidense, Barack Obama, en el marco de la operación de guerra internacional contra el grupo EI en ese país.

En cuatro años y medio de un conflicto que ha dejado más de 250.000 muertos, es la primera vez que Washington enviará oficialmente militares a territorio sirio -aunque en el papel de asesores, no de combatientes-, ya que Obama se había negado hasta ahora a hacerlo y había optado por los bombardeos aéreos.

Desde que se inició la guerra civil en Siria en 2011, Estados Unidos siempre se negó a involucrarse militarmente hasta que creó una coalición, que bombardea al EI y a otros grupos yihadistas en Siria e Irak.

AFP