El archipiélago Salomón aceptó alquilar a una empresa china una de sus islas con vistas a crear una zona económica especial, entre temores de Australia y Estados Unidos por el expansionismo chino en el Pacífico, según documentos consultados el jueves por la AFP.

Estos textos revelan que este acuerdo fue concluido el 22 de septiembre, es decir, al día siguiente que entablaran relaciones diplomáticas Pekín y las Islas Salomón, que habían previamente roto las relaciones con Taiwán para sumarse a la China popular, como la gran mayoría de países del mundo.

"El acuerdo de cooperación estratégico" fue firmado entre la provincia Central del archipiélago y la empresa China Sam Group, y concierne la isla de Tulagi, de 2 km2 y 1.200 habitantes, y cuyo fondeadero natural en aguas profundas puede ser útil para fines militares.

Antigua base naval japonesa, la isla fue escenario de violentos combates durante la Segunda Guerra Mundial.

El acuerdo con China Sam menciona la posibilidad de crear una refinería, pero lo que realmente preocupa a Estados Unidos y Australia es su posible uso para fines militares.

"La Parte A (provincia Central) desea alquilar el conjunto de la isla de Tulagi y las islas vecinas a la Parte B (China Sam) para el desarrollo de una zona económica especial", reza el documento.

El texto añade que el acuerdo cubre "cualquier otro sector susceptible de desarrollo, incluido el petróleo y el gas".

La compañía China Sam dijo en un comunicado estar determinada a cooperar con las Islas Salomón en varios sectores, como "el comercio, las infraestructuras, la pesca y el turismo".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes