La gran mayoría de los escoceses rechaza la independencia, según un sondeo publicado días después de que los nacionalistas sorprendieran a la primera ministra británica, Theresa May, al revelar sus planes de lanzar un segundo referéndum.

Según los datos de una encuesta publicada por el diario The Times, un 57% de los votantes escoceses rechazan la independencia.

Este lunes, los nacionalistas escoceses revelaron que pedirán el permiso al Parlamento regional para convocar un nuevo referéndum de independencia del Reino Unido.

El Gobierno del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) apuesta por la independencia para mantener los vínculos con la UE.

Escocia ya celebró un referéndum de independencia en setiembre de 2014, en el que el 55% de los electores optó por la permanencia y el 45% por la secesión.

Sin embargo, los habitantes de Escocia votaron abrumadoramente a favor de seguir en la UE.

"No elegimos estar en esta posición y hubiéramos preferido no estarlo", aseguró la primera ministra escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon.

"Nos topamos con un muro de intransigencia" al tratar de negociar con la primera ministra, Theresa May, una salida de la UE que perjudicase lo menos posible a Escocia.

May condenó inmediatamente el plan y dijo que no era el momento de crear "incertidumbre".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes