Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de los servicios de emergencias en un acto de recuerdo a las víctimas de los atentados de Bruselas, el 25 de marzo en la Plaza de la Bolsa de la capital belga

(afp_tickers)

Tres días después de los atentados de Bruselas la identificación de las 31 víctimas mortales avanza lentamente, y hasta el momento se contabilizan once nacionalidades diferentes, entre ellas una peruana y una española.

La policía alemana había anunciado la muerte, sin más detalles, de una ciudadana oriunda de Aquisgrán.

Posteriormente, el Ministerio español de Asuntos Exteriores señaló que la víctima alemana también tenía la nacionalidad española y la italiana.

"Se trata de Jennifer García Scintu, de 29 años, que ostentaba también la nacionalidad italiana y la alemana", informó el periódico La Vanguardia.

El diario El País señaló que la joven se disponía a viajar a Estados Unidos con su marido cuando resultó herida mortalmente en el aeropuerto.

El jueves, las autoridades de Aquisgrán informaron de que entre las víctimas había una pareja de la localidad y los medios alemanes señalaron que el marido estaba herido y que la mujer estaba desaparecida.

"Lo que sabemos es que Lars está en coma, gravemente herido. No sabemos nada de nuestra sobrina", dijo el jueves a Bild el tío de la joven, Claudio Scintu. "Lo único que podemos hacer es rezar, pero esto no pinta bien. Ellos querían ir a Nueva York. Habían organizado este viaje un año después de su matrimonio", agregó.

Perú fue uno de los primeros países en comunicar la muerte de una ciudadana suya: Adelma Marina Tapia Ruiz, 37 años, que murió cuando se hallaba en el aeropuerto de Zaventem junto a su marido belga y sus hijas gemelas.

El Departamento de Estado anunció este viernes la muerte de dos estadounidenses, y advirtió que está buscando a otras personas que no han respondido a las llamadas de localización.

El ministerio de Relaciones Exteriores holandés identificó a tres de sus ciudadanos entre sus víctimas: un joven y su hermana que vivían en Estados Unidos, así como una mujer.

Los hermanos son Alexander y Sascha Pinczowski, ambos residentes en Nueva York. La tercera víctima es Elita Weah, de 41 años.

La cancillería británica confirmó la muerte de David Dixon, un ingeniero informático de 51 años. Esta víctima había llamado a su familia poco después de los dos primeros atentados suicida en el aeropuerto, para tranquilizarlos. Se hallaba sin embargo en el metro de Bruselas, donde murió a causa del tercer atentado suicida.

Francia también anunció la muerte de un ciudadano suyo.

Bélgica comunicó la muerte de un estudiante de 21 años en el aeropuerto, y de otras dos personas en el metro. La familia de una de ellas, Leopold Hecht, de 20 años, donará sus órganos.

También falleció un chino, explicó la embajada de ese país en Bélgica, sin ofrecer más detalles.

Marruecos también anunció el fallecimiento de una de sus ciudadanas, en el metro, sin dar más detalles.

El trabajo de identificación se alargará, advirtió el portavoz de la policía federal belga, Michaël Jonniaux. Se trata de "una catástrofe abierta, no hay una lista de personas que estaban en el metro, como puede ocurrir con una lista de pasajeros en un accidente de avión, por ejemplo".

Además, el estado en el que quedaron algunos restos humanos hace muy complicada la identificación.

Además de los 31 muertos, los ataques de Bruselas, sin precedentes en Bélgica desde la II Guerra Mundial, causaron 300 heridos. Colombia identificó a dos de ellos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP