AFP internacional

Fuerzas de seguridad israelíes en el lugar donde una mujer fue apuñalada en Jerusalén el 14 de abril de 2017

(afp_tickers)

Una estudiante británica de 23 años fue apuñalada este viernes por un palestino en un tranvía de Jerusalén y falleció poco después a causa de sus heridas, indicó una fuente policial.

El atacante fue detenido por la policía y, según el comandante de la policía local, Yoram Halevy, "está muy perturbado mentalmente".

La Universidad Hebraica de Jerusalén precisó en un comunicado que la víctima era estudiante y se llamaba Hannah Bladon. Había llegado a la Ciudad Santa para cursar un semestre en el marco de un programa de intercambio con la Universidad de Birmingham.

El servicio de seguridad interna de Israel (Shin Beth) identificó al atacante palestino como Jamil Tamimi, un hombre de 57 años residentes en Jerusalén Este.

El agresor había tenido que ser hospitalizado hace un tiempo por un intento de suicidio y en 2011 fue condenado por una agresión sexual contra su hija, según Shin Beth.

El ataque tuvo lugar cerca de la Ciudad Vieja, donde estos días hay un gran despliegue policial por la celebración de la Pascua.

Durante las fiestas decenas de miles de judíos acuden a la Ciudad Vieja para visitar el Muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado del judaísmo.

Los cristianos también celebran el Viernes Santo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, condenó "el terrorismo islámico extremista" y señaló, sin más precisiones, que los servicios de seguridad habían frustrado "varios intentos de atentado estos últimos días".

Los Territorios Palestinos, Jerusalén e Israel han sido escenario de una ola de violencia que ha costado la vida a 260 palestinos, 41 israelíes, dos estadounidenses, un jordano, un eritreo y un sudanés desde el 1 de octubre de 2015, según un recuento de la AFP.

La mayoría de palestinos fallecidos son autores o presuntos autores de ataques contra Israel, muchas veces cometidos con armas blancas por jóvenes por iniciativa propia.

La intensidad de la violencia parece sin embargo haber disminuido en los últimos meses.

AFP

 AFP internacional