Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fahamiya Shamasneh llora el 5 de septiembre de 2017 tras ser expulsada de su casa en el barrio de Sheij Jarrah, en Jerusalén Este

(afp_tickers)

"¿Hay mayor injusticia que esta?", se lamenta Fahmiyeh Shamasneh. Su familia fue expulsada este martes por la mañana por la policía israelí de la casa que ocupaba desde hace 50 años en Jerusalén Este.

Para los simpatizantes de esta familia palestina, se trata de un nuevo ejemplo de la judaización de Jerusalén Este, anexionada y ocupada, pues no hay duda de que en este caso la morada albergará a colonos judíos.

Una vez llevada a cabo la expulsión, algunos hombres judíos entraron en la casa protegidos por la policía, constató un periodista de la AFP.

El futuro de los Shamasneh atrajo la atención de ONG contrarias a la colonización y atentas a la situación en Jerusalén Este, uno de los temas más espinosos del conflicto israelo-palestino. La Unión Europea, Francia y Naciones Unidas criticaron esta expulsión.

- De madrugada -

Los policías israelíes se presentaron a las 05H00 ante la puerta de la pequeña casa de algunas decenas de metros cuadrados donde vivían Fahmiyeh Shamasneh (75 años), su enfermo marido (84), su hijo y la familia de éste, y los obligaron a desalojar, relataron familiares sentados en la calle tras la expulsión.

"¿Hay mayor injusticia que esta?" exclamó Shamasneh. Ella y su familia no tienen adónde ir, relata. "Quizá vamos a tener que dormir en la calle", dice.

Los Shamasneh fueron expulsados en virtud de una decisión de la justicia israelí, poniendo fin a una batalla de varios años con la administración y los judíos que afirman ser los herederos de los antiguos propietarios de la casa.

Israel proclama el conjunto de Jerusalén como su capital indivisible. La comunidad internacional no reconoce la anexión y considera que la colonización de los territorios ocupados -ilegal según el derecho internacional- es un obstáculo para la paz.

Los palestinos, a su vez, quieren convertir Jerusalén Este en la capital del Estado al que aspiran.

Los Shamasneh se habían mudado en 1964. La casa pertenecía antes de 1948 a judíos, pero éstos -como otros miles- huyeron cuando los jordanos se apoderaron de Jerusalén Este en la primera guerra israelo-árabe.

Con la conquista de Jerusalén Este por Israel en 1967, los Shamasneh y los inquilinos palestinos en la misma situación pasaron bajo la autoridad de un organismo israelí.

Según la organización israelí de izquierda Paz Ahora, este organismo y los herederos de los expropietarios judíos intentaron expulsar a los ocupantes.

- Una ley en un solo sentido -

Una ley israelí permite a los judíos que justifiquen sus derechos sobre propiedades en Jerusalén Este anteriores a 1948 a recuperarlas. Esta ley no tiene equivalente para los palestinos que huyeron de sus tierras o viviendas.

En 2013, los jueces isralíes dictaminaron que los Shamasneh debían dejar la casa.

Entretanto, los herederos de la casa vendieron sus bienes a una sociedad radicada en Estados Unidos, según Paz Ahora.

La expulsión de los Shamasneh es la primera desde 2009 en el barrio de Sheij Jarrah, estratégicamente ubicado cerca de la Ciudad Vieja, según Ir Amim, otra organización israelí que los apoya.

Después de años de congelación de las expulsiones, este desalojo coincide con la promoción de cuatro proyectos de colonización en el barrio, según Amim.

Los judíos, que eran algunos centenares en 1967, son ahora en Jerusalén Este unos 195.000, sobre una población total de 450.000 personas.

"Los colonos, apoyados por el Gobierno, se aprovechan de una ley discriminatoria para modificar el statu quo e 'israelizar' los barrios palestinos de Jerusalén", asegura Paz Ahora.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) dijo que iba intentar ayudar económicamente a los Shamasneh para que encuentren otra vivienda.

El jefe de operaciones de la UNRWA en Cisjordania, Scott Anderson, dijo a la AFP que "este tipo de expulsiones hace difícil la obtención de la paz" entre israelíes y palestinos.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP