Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un conductor de camión espera ante una estació de servicio cerrada en Benavidez, en la provincia de Buenos Aires, el 10 de mayo de 2014

(afp_tickers)

Una huelga de 48 horas del sindicato de camioneros afectaba este jueves la distribución de combustible en Argentina y su impacto llegará hacia el fin de semana, cuando empiecen a vaciarse los surtidores en las gasolineras de todo el país.

La protesta, por mejoras salariales, alcanza a los choferes de camiones de combustible "pero en los próximos días puede extenderse al transporte de caudales (dinero) o de recolección de basura", advirtió ante la prensa Pablo Moyano, secretario general del sindicato de camioneros.

La huelga comenzó este jueves y seguirá hasta la medianoche del viernes.

Los camioneros piden un 42% de aumento salarial en un contexto de alza de hasta el 900% en tarifas de servicios esenciales, caída de consumo e inflación anual en torno al 40%.

También solicitan que el medio aguinaldo que los trabajadores perciben este mes sea eximido del pago del Impuesto a las Ganancias que tributa todo trabajador registrado que gane más de 30.000 pesos mensuales (unos 2.100 dólares), salario medio en Argentina.

En un contexto de mayor conflictividad social, el fin de semana una huelga de controladores aéreos amenaza con afectar los vuelos nacionales e internacionales en unos 30 aeropuertos del país.

La huelga será por 48 horas y comenzará el viernes por la mañana en rechazo al acuerdo salarial con las empresas, que estableció aumentos del 31%, al considerarlos insuficientes.

Las calles de Buenos Aires son escenario diario de protestas de distintos gremios.

Los sindicatos denunciaron unos 200.000 despidos en el sector público y privado en los últimos seis meses. El gobierno de Mauricio Macri, que el viernes cumple su primer semestre en el poder, admitió 11.000 despidos de trabajadores públicos.

Esta semana se manifestaron en la calles de Buenos Aires trabajadores del Estado y periodistas, entre otros sectores, para denunciar despidos y reclamar una recomposición de salarios.

También lo hicieron dirigentes de clubes deportivos zonales asfixiados por el alza de tarifas que amenaza con forzar el cierre de cientos de establecimientos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP