AFP internacional

El canciller de Kazajstán, Kairat Abdrakhmanov, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, asisten a la firma de un memorándum durante una ronda de conversaciones de paz en Siria, el 4 de mayo de 2017 en Astana

(afp_tickers)

Una nueva ronda de negociaciones sobre Siria comenzará el 16 de mayo en Ginebra, indicó este lunes Naciones Unidas.

"El enviado especial (de la ONU para Siria) Staffan de Mistura convocará de nuevo las negociaciones intrasirias bajo los auspicios de Naciones Unidas en Ginebra el 16 de mayo de 2017", indicó la ONU en un comunicado.

Este anuncio llega días después de que los aliados del régimen sirio, Rusia e Irán, y Turquía, que apoya a los rebeldes, firmaran un acuerdo en Astaná para la creación de "zonas de distensión" en las que el Gobierno y la oposición tendrán que poner fin a los enfrentamientos, incluidos los bombardeos, durante seis meses.

Mistura, que asistió como observador a las negociaciones en la capital kazaja, calificó esa medida de "paso importante, prometedor y positivo hacia la buena dirección".

El lunes, la oficina del enviado especial de la ONU indicó que éste esperaba que el acuerdo de Astaná "se aplicara plenamente, dando lugar a una reducción significativa de la violencia y al establecimiento de condiciones favorables para las negociaciones intrasirias en Ginebra".

Hasta el momento han fracasado todas las iniciativas diplomáticas para poner fin a la guerra siria, un conflicto que ha dejado más de 320.000 muertos y millones de desplazados desde su inicio en marzo de 2011, a raíz de manifestaciones pacíficas contra el régimen de Bashar al Asad.

Las numerosas rondas de negociaciones supervisadas por Naciones Unidas en Ginebra no han dado ningún resultado concreto, a pesar de los avances vislumbrados en marzo. El régimen y los rebeldes empezaron entonces a negociar sobre cuatro puntos establecidos por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU: el gobierno (transición política), una nueva Constitución, la celebración de elecciones y la lucha contra el terrorismo.

Pero los beligerantes no lograron ponerse de acuerdo sobre la cuestión del futuro del presidente Asad ni sobre el cese de la violencia.

AFP

 AFP internacional