El virus del Ébola provocó la muerte de una segunda persona en el oeste de Uganda, cuyas autoridades se esfuerzan en contener la epidemia surgida en agosto de 2018 en la vecina República Democrática del Congo (RDC), donde dejó más de 1.400 muertos.

La segunda víctima, fallecida el miércoles por la noche, es la abuela del niño de 5 años que murió el martes de la misma enfermedad en Bwera, en el distrito de Kasese, fronterizo con la RDC.

Las dos víctimas habían asistido con otros miembros de la familia al funeral de una persona que murió por el virus de Ébola en la República Democrática del Congo.

Una parte de esta familia regresó a Uganda, donde el ministerio de Salud los puso en cuarentena después de haber diagnosticado una contaminación de dos niños de 5 y 3 años y su abuela de 50 años.

"En este momento no hay más casos confirmados de ébola en Uganda. Sin embargo, quedan tres casos sospechosos colocados en aislamiento en el hospital de Bwera", señaló el ministerio ugandés de Salud en un comunicado.

Uganda se encuentra en situación de "respuesta al ébola", por ejemplo garantizando el seguimiento médico de 27 personas que tuvieron contacto con las víctimas, agregó el ministerio.

Según esta misma fuente, "el país es seguro" y "los parques nacionales y lugares turísticos siguen abiertos".

- Vacuna experimental -

De los tres primeros casos de contaminación registrados en Uganda, dos de ellos terminaron en la muerte de los enfermos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Uganda ha vacunado a casi 4.700 miembros del personal sanitario con una vacuna experimental.

Una nueva campaña de vacunación se iniciará el viernes par proteger a más personal de la salud, según el ministerio.

El virus se transmite en el ser humano por contacto con animales infectados (en general al descuartizarlos, cocinándolos o comiéndolos), o con líquidos biológicos de personas infectadas.

Uganda está en alerta desde el inicio de la epidemia en agosto de 2018 en el este de la RDC, donde se registraron más de 2.000 casos de ébola. Los dos tercios de estos enfermos murieron.

Este jueves, la Unión Europea anunció haber liberado 3,5 millones de euros (3,95 millones de dólares) para luchar contra el ébola, de los cuales dos millones y medio para Uganda.

- Frontera porosa -

La frontera entre Uganda y la RD Congo es muy permeable, ya que innumerables personas la cruzan para realizar actividades comerciales o en busca de cuidados médicos especiales.

Unas 25.000 personas la transitan a diario por el principal puesto fronterizo, en Mpondwe, según las autoridades congoleñas.

La OMS indicó que doce miembros de la familia concernida fueron colocados bajo control en la RDC, pero seis de ellos "escaparon para volver a Uganda".

El país ya sufrió otras epidemias del Ébola: la más reciente fue en 2012, y en el 2000 un total de 200 personas murieron en el norte del país debido al virus.

La llegada del ébola es "preocupante, pero hace meses que nos preparamos" para ello, señaló Robert Kwesiga, secretario general de la Cruz Roja ugandesa.

En RD Congo, la epidemia actual es la décima desde 1976 y la segunda más grave en la historia de la enfermedad, después de los 11.000 muertos en África del Oeste (Liberia, Guinea, Sierra Leona) en 2014.

El país no ha conseguido hasta ahora frenar la epidemia, sobre todo debido a los ataques de las milicias y a la hostilidad de la población hacia los centros médicos.

La situación es mucho más estable en Uganda, país liderado con mano de hierro desde 1986 por el presidente Yoweri Museveni.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes