Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen distribuida por la agencia de noticias KCNA que muestra al líder norcoreano, Kim Jong-Un, visitando Namp'o, el 24 de mayo de 2016

(afp_tickers)

Una tía del líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-Un, vive anónimamente en Estados Unidos, donde posee una lavandería, después de haber desertado en 1998, informó el viernes el diario The Washington Post.

Ko Yong-Suk -quien vive con su marido Ri Gang y sus tres hijos bajo nombres falsos- es hermana de Ko Yong-Hui, una de las esposas que tuvo el difunto líder norcoreano Kim Jong-Il y madre de Kim Jong-Un.

Cercana al régimen comunista de Corea del Norte, la pareja fue enviada a Suiza para cuidar a miembros de la familia gobernante que estudiaban allá, incluido Kim Jong-Un.

"No era problemático, pero tenía mal genio y era intolerante", dijo Ko sobre su sobrino Kim.

"Cuando su madre trataba de castigarlo por jugar demasiado o no estudiar lo suficiente, él no le contestaba (en forma insolente), pero protestaba de otras formas, como poniéndose en huelga de hambre", relató.

Ko dijo que Kim nació en 1984, lo que significa que tenía apenas 27 años cuando asumió el poder en 2011 al morir su padre, Kim Il Jong, y no 33 o 34 años como se estimaba entonces.

El propio hijo de Ko nació el mismo año y los dos niños jugaban juntos.

"Él y mi hijo jugaban juntos desde que nacieron", dijo la mujer al Post. "Les cambié los pañales a los dos".

El principal interés de Kim era el baloncesto, señaló Ko.

"Comenzó a jugar baloncesto y se obsesionó con eso", indicó, agregando que incluso dormía con un balón de basquetbol.

Se ha publicado que Kim era fan de Michael Jordan y como gobernante ha recibido al exastro del basquetbol Dennis Rodman varias veces en Pyongyang.

Kim sabía desde 1992 que se convertiría un día en líder de Corea del Norte, señaló Ko. La señal llegó cuando cumplió ocho años y recibió su uniforme de general y la cúpula militar del país se inclinó ante él.

No se ha aclarado por qué Ko desertó a Estados Unidos, adonde llegó con su marido después de presentarse en la embajada norteamericana en la capital suiza.

Sin embargo, la hermana de Ko sufrió un cáncer de mama terminal y la pareja pudo haber creído que perdería sus privilegios después de que crecieran los niños en Suiza, indicó el Post.

Después de meses de interrogatorios, ellos fueron finalmente reinstalados en Estados Unidos "a unas horas de carretera de Nueva York", donde comenzaron nuevas vidas bajo nombres no revelados por el Washington Post, y abrieron un negocio con ayuda financiera de la CIA.

"Mis amigos aquí me dicen que soy muy afortunada, que tengo todo", dijo la mujer.

Los tres hijos de Ko fueron a la universidad y encontraron empleos en Estados Unidos, explicó el Post.

Aunque la pareja todavía coopera con la CIA, el marido de Ko insistió en que ellos no revelaron ningún secreto.

"Ellos (los agentes de la CIA) pensaban que nosotros conocíamos algunos secretos, pero nosotros no sabíamos nada", dijo el marido. "Nosotros sólo cuidábamos a los niños y los ayudábamos a estudiar".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP