Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Tres niños juegan alrededor de un árbol junto a la valla de la Misión de la Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) en Bentiu, Sudán del Sur, el 21 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

Unos 16.000 niños han sido reclutados a la fuerza en lo que va de año por las partes en conflicto en Sudán del Sur, denunció este viernes Unicef.

"La situación de los niños sigue siendo grave. Pese a la firma de un acuerdo de paz en agosto, hay pocas señales de mejora", declaró un portavoz de Unicef, Christophe Boulierac, en Ginebra. "Se siguen dando en todo el país graves violaciones de los derechos de los niños, incluyendo asesinatos, secuestros y violencias sexuales", lamentó Boulierac en declaraciones a la prensa.

Desde enero, "unos 16.000 niños han sido reclutados por grupos y fuerzas armados", dijo. Se usa a estos niños para participar en combates, pero también para ejercer funciones como cargadores o mensajeros, y son enviados a menudo a zonas extremadamente peligrosas. Las niñas son usadas con fines sexuales y para matrimonios forzados.

Sudán del Sur proclamó su independencia en julio de 2011 antes de sumirse nuevamente, en diciembre de 2013, en una guerra debido a un conflicto político-étnico, nutrido por rivalidades entre el jefe de la rebelión Riek Machar, ex vicepresidente, y el actual jefe del Estado, Salva Kiir.

Pese a un acuerdo de paz firmado el 26 de agosto entre el Gobierno sursudanés y los rebeldes, los combates no han cesado realmente. El conflicto ha dejado decenas de miles de muertos y más de 2,2 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares. De la misma manera, alrededor de 1.500 niños han perdido la vida, según Unicef.

AFP