Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía turca detiene a una profesora durante una manifestación contra la suspensión de los docentes por estar supuestamente ligados al ejército, el 24 de septiembre de 2016 en Diyarbakir, Turquía

(afp_tickers)

Alrededor de 32.000 personas han sido detenidas por sospechas de vínculos con el movimiento del expredicador Fethullah Gülen, acusado por Ankara de ser el instigador del golpe de Estado frustrado del 15 de julio en Turquía, informó este miércoles el ministro de Justicia.

"Desde el 15 de julio, se han abierto investigaciones sobre unas 70.000 personas y alrededor de 32.000 han sido detenidas", declaró el ministro Bekir Bozdag a la televisión NTV, sin descartar más arrestos.

"Se podrían producir otros arrestos", advirtió el ministro, precisando que "algunas personas detenidas podrían ser liberadas bajo control judicial y otras quedar totalmente libres" sin que se retengan cargos contra ellas.

Turquía lanzó una gigantesca purga al día siguiente de la intentona golpista, para eliminar de las instituciones a los seguidores de Fethullah Gülen, una redada que afectó a las universidades, escuelas, ejército, policía, la magistratura o los organismos deportivos.

La justicia les acusa de tener vínculos con Gülen, quien, según Ankara, estaría detrás del intento de golpe de Estado del 15 de julio, en el que más de 270 personas perdieron la vida y miles resultaron heridas.

Fethullah Gülen, enemigo número uno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, residente desde 1999 en EEUU y cuya extradición reclama Ankara, ha negado cualquier implicación en la intentona golpista.

También los servicios de inteligencia turcos (MIT) se han visto afectados por la operación y 87 de sus miembros han sido despedidos, mientras que se ha abierto una investigación criminal contra 52 de ellos. En total, 141 miembros del MIT fueron suspendidos.

La purga también ha apuntado contra aquellos sospechosos de tener vínculos con los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, considerado por Ankara como una "organización terrorista"). Una treintena de alcaldes fueron destituidos en el sureste del país, de mayoría kurda, y más de 11.000 profesores fueron suspendidos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP