Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de niños recibe su ración de comida de una cocina al aire libre para desplazados por la violencia del grupo Boko Haram, el 19 de mayo de 2016 en el campamento de desplazados internos Dalori (IDP), cerca de Maiduguri, en el noreste de Nigeria

(afp_tickers)

Casi 700 personas que escaparon de la violencia de Boko Haram, entre los cuales hay un gran número de niños, fueron hospitalizadas en Maiduguri, en el noroeste de Nigeria, en un estado de desnutrición avanzada, según las autoridades locales.

En total, 478 niños, 196 mujeres y 23 hombres fueron transportados desde Bama, al norte, a la capital de Borno, de acuerdo con un comunicado del Gobierno nigeriano publicado el martes.

Entre los menores, 61 bebés y niños de corta edad reciben "un tratamiento médico por privación extrema de alimento", señala el comunicado.

De acuerdo al texto, estas 700 personas pasaron dos años en manos del grupo islamista Boko Haram. Por lo tanto, se ignora si se encontraban en el campo de desplazados de Bama cuando fueron rescatados.

La semana pasada, un militar y un soldado informaron a la AFP de que alrededor de 10 personas mueren de hambre cada día en el campo de Banki, a 60 kilómetros de Bama. Y el resto de los desplazados parecen "muertos vivientes".

Las organizaciones humanitarias nigerianas y extranjeras están presentes en Bama, pero no en Banki, ciudad liberada de Boko Haram en septiembre.

El año pasado las autoridades sanitarias ya habían censado a 6.500 niños en estado de desnutrición avanzada en los campos de desplazados del estado de Borno. En febrero, se contabilizaron 25.000 menores con "síntomas moderados" de desnutrición.

Las autoridades nigerianas alientan a los desplazados a regresar a sus hogares. La semana pasada, Nigeria firmó un acuerdo con Camerún para el regreso de 80.000 refugiados nigerianos. Sin embargo, la mayoría de ellos vivían de sus cultivos, que fueron destruidos al igual que sus hogares.

Kashim Shettima, gobernador de Borno, decidió este martes la apertura de un nuevo campo en Maiduguri, para recibir a las más de 10.000 personas provenientes de las ciudades de Marte y Mafa. Estos desplazados han sido, por el momento, instalados bajo árboles ubicados en el eje de Maiduguri-Dikwa.

Desde 2009, la rebelión de Boko Haram ha dejado por lo menos 20.000 muertos y más de 2,6 millones de desplazados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP