Navigation

Uruguay define impuestos para empresas de transporte como Uber

El logo de la empresa de transporte privado Uber, fotografiado el 28 de diciembre de 2016 en París afp_tickers
Este contenido fue publicado el 15 febrero 2017 - 20:48
(AFP)

El gobierno uruguayo definió el régimen tributario para las empresas de transporte privado con aplicaciones virtuales como Uber, en busca de regular la actividad, confirmó este miércoles el viceministro de Economía, Pablo Ferreri.

La nueva disposición oficial intenta equiparar a los gremios y empresas de taxis en cuanto a exigencias fiscales con las compañías como Uber, dijo Ferreri al Canal 10 de TV.

Las empresas que utilizan aplicaciones deberán pagar un impuesto a la renta y el Impuesto al Valor Agregado. Los conductores asociados tributarán como pequeñas empresas y deberán contar con licencia profesional.

Uber, a diferencia de otras dos firmas que operan en Uruguay -Easy y Cabify-, está en desacuerdo y ha reclamado que a sus conductores se les cobre otro tipo de impuesto y con menores costos.

La Intendencia de Montevideo (alcaldía) ya había elaborado en noviembre una serie de requisitos legales, técnicos, económicos y profesionales para los prestadores de servicios como Uber, así como sanciones por incumplirlos.

Esto surgió tras una acalorada polémica y duro conflicto con gremios patronales y de conductores de taxis que se alzaron en pie de guerra contra las plataformas virtuales de servicios de transporte.

Los taxistas realizaron diversos paros e incluso llegaron a generar emboscadas e impedir por la fuerza la labor de autos de Uber.

En agosto pasado, la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia de Uruguay consideró que Uber no violaba las leyes locales de libre competencia, como reclamaron judicialmente gremios de propietarios de taxis.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.