Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un pescador en medio de turistas en la playa de Varadero en Cuba el 14 de agosto de 2010

(afp_tickers)

Varadero, el paraíso azul de Cuba, se prepara a todo gas para el día en que los turistas de Estados Unidos puedan visitar la isla, mientras disfruta de un auge de visitantes estimulado por el deshielo entre los dos países, informó una funcionaria.

"Hay un movimiento de mejoramiento de la planta habitacional en el país, el proceso de reparaciones capitales ha sido acelerado", dijo a la prensa Ibis Fernández, responsable de Turismo en la provincia de Matanzas, donde se encuentra el famoso balneario, situado a 140 km al este de La Habana.

Después del 17 de diciembre de 2004, día en que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el deshielo tras medio siglo de ruptura y enfrentamiento político, se desató un auge de visitantes de todo el mundo.

De unos 100.000 estadounidenses que visitaron Cuba en 2014, se esperan 150.00 este año, pese a que sigue prohibido en Estados Unidos, en virtud del embargo a Cuba, que sus ciudadanos visiten la isla con fines de turismo.

Aún así, los cubanos confían que el Congreso, o el propio Obama, mediante otra orden ejecutiva, permita a los norteamericanos visitar Cuba como turistas.

Entonces, "va a ser una meta trabajar con un mercado que realmente tiene un perfil de exigencia en los servicios turísticos alto, y para eso se preparan paulatinamente las condiciones", añadió Fernández durante una visita de corresponsales extranjeros a Matanzas.

Según estadísticas oficiales, el turismo internacional creció un 15,9% en el primer semestre de este año, en comparación a igual período de 2014, mientras que Varadero, que recibe anualmente un millón de veraneantes, espera cerrar diciembre con 1,5 millones, dijo la funcionaria.

Hasta ahora, los canadienses son los primeros visitantes del balneario de 22 km de playas de aguas turquesas, seguidos de alemanes, británicos, argentinos, franceses, italianos y españoles.

Fundado a fines del siglo XIX, Varadero tuvo su auge en las primeras décadas del XX, impulsados por inversionistas extranjeros como el norteamericano Irénée Du Pont (1876-1963), quien además se construyó la mansión Xanadú, inaugurada en 1931, hoy restaurante "Las Américas".

Varadero cuenta actualmente con 52 hoteles que totalizan 20.224 habitaciones. Las inversiones actuales no solo incluyen reparaciones y nuevas habitaciones, sino mejor infraestructura.

En sus proximidades están las ciudades de Matanzas y Cárdenas, con altos valores patrimoniales, y al sur, la Ciénaga de Zapata, un lugar ideal para el turismo de naturaleza, refugio de 650 especies de aves migratorias.

Cuba recibe anualmente tres millones de turistas, actividad que marca el segundo renglón de su economía, con unos 2.500 millones de dólares anuales, después de la exportación de servicios profesionales, sobre todo médicos, de unos 10.000 millones.

AFP