Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Marcelo Odebrecht durante el fallo de la Corte Judicial Federal, en Curitiba, el 1 de setiembre de 2016

(afp_tickers)

Marcelo Odebrecht, expresidente de la constructora brasileña que lleva su apellido, siguió dirigiendo desde la cárcel un sistema de sobornos que se habría extendido a obras en el estadio de Corinthians, en Sao Paulo, afirmaron el martes los investigadores.

Los despachos y las viviendas de decenas de dirigentes de Odebrecht fueron requisados por la mañana, en el marco de la operación "Lava Jato" que desveló una trama de sobornos pagados por grandes constructoras a funcionarios de la estatal Petrobras y a políticos, a cambio de contratos.

La Policía Federal llevó a cabo 110 procedimientos en nueve estados contra oficinas y viviendas de funcionarios de Odebrecht, que incluían once órdenes de prisión temporaria, cuatro de preventiva y 28 de detenciones con vistas a interrogatorio.

Las redadas fueron lanzadas contra personas sospechosas, entre otras cosas, de pagos de sobornos, entre ellas "el director de infraestructuras responsable de la construcción del estadio de Corinthians", donde se jugó el partido inaugural del Mundial de Fútbol de 2014, precisó el procurador Carlos dos Santos Lima en una conferencia de prensa en Curitiba.

Entre el material requisado figuran ficheros informáticos que demuestran la existencia de una "contabilidad paralela" para pagos ocultos.

Uno de esos pagos, por un monto de 500.000 reales (140.000 dólares al cambio actual) habría beneficiado a un dirigente del Corinthians, uno de los clubes más populares del país.

"Está claro que se trata de obras en diversos sectores, además del petróleo", dijo el procurador. "Muchas otras cosas serán descubiertas", avisó.

- Colaboración con la justicia -

Odebrecht había montado un sistema de sobornos "profesionalizados e institucionalizados", dijo en la conferencia de prensa Renata Rodrigues, de la Policía Federal de Curitiba (sur), la ciudad desde donde el juez Sergio Moro lanzó la operación "Lava Jato", centrada en coimas pagadas por grandes constructoras a funcionarios de la estatal Petrobras y a políticos, a cambio de contratos.

El expresidente de Odebrecht Marcelo Odebrecht fue detenido en junio de 2015 y condenado este mes a 19 años y 4 meses de cárcel por corrupción, lavado de dinero y asociación criminal.

Pero el empresario "no sólo conocía, sino que comandaba, el pago de sobornos", y siguió haciéndolo desde la cárcel, sostuvo la procuradora Laura Tessler.

En un comunicado de prensa enviado a la AFP la noche del martes, la empresa Odebrecht decidió ofrecer una "colaboración definitiva con las investigaciones", aunque no precisó detalles. La firma rechazó tener "responsabilidad dominante" sobre los hechos investigados.

La operación "Lava Jato" ya condujo a casi cien condenas judiciales, desde directivos de la petrolera a dueños de las mayores constructoras del país.

En el campo político, las investigaciones involucran a dirigentes tanto del oficialismo como de la oposición y alcanzan al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), por presunta ocultación de bienes.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP