Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El cardenal de Hong Kong Joseph Zen, en San Pedro del Vaticano, el 6 de marzo de 2013

(afp_tickers)

El Vaticano reprendió a un cardenal de Hong Kong que acusó a la Santa Sede de "vender" la Iglesia a Pekín por ascender presuntamente a obispos respaldados por el Gobierno chino.

Aunque Pekín y el Vaticano mejoraron su relación en los últimos años en paralelo con el aumento de la población católica en China, no se ponen de acuerdo sobre a qué parte le corresponde la ordenación de obispos.

El cardenal Joseph Zen, obispo emérito de la región semiautónoma de Hong Kong, confirmó una información aparecida en la página web AsiaNews según la cual un alto diplomático del Vaticano le pidió retirarse para ceder su puesto al obispo Joseph Huang Bingzhang, nombrado sin el aval del papa e incluso excomulgado en 2011.

"¿Si creo que el Vaticano está vendiendo la Iglesia católica en China? Sí, claramente", dijo Zen en una carta abierta publicada en Facebook el lunes, añadiendo que el Gobierno comunista había introducido "regulaciones más duras que limitan la libertad religiosa".

El cardenal dio a entender también que el papa Francisco no estaba al corriente de una decisión que no aprueba, una acusación rechazada este martes por el portavoz del Vaticano Greg Burke.

"El papa está en contacto constante con sus colaboradores, sobre todo en la Secretaría de Estado, sobre las cuestiones relativas a China", especificó Burke en un comunicado, en el que añadió que el papa Francisco era informado "fielmente y en detalle".

"Por tanto, es sorprendente y lamentable que gente de la Iglesia afirme lo contrario, generando confusión y controversia", subrayó.

El vocero no hizo ningún comentario sobre una posible rehabilitación de un obispo excomulgado por petición de las autoridades chinas.

Los aproximadamente 12 millones de católicos chinos están divididos entre una asociación gestionada por el gobierno, en la que el clero es elegido por el Partido Comunista, y una iglesia no oficial que jura lealtad al Vaticano.

China y el Vaticano rompieron relaciones diplomáticas en 1951, pero Francisco ha intentado mejorar las relaciones desde que se convirtió en papa, en 2013.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP