Navigation

Veredicto esperado durante diez años tras la masacre de 58 personas en Filipinas

Unos abogados defensores de los derechos humanos protestan ante la sede de la policía filipina en Ciudad Quezón el 13 de enero de 2009, durante el juicio de Andal Ampatuan Jr., uno de los principales acusados de la masacre de Ampatuan afp_tickers
Este contenido fue publicado el 17 diciembre 2019 - 14:22
(AFP)

Un tribunal de Manila dictará sentencia el jueves contra los presuntos responsables de la masacre de 58 personas en 2009, en un contexto de rivalidades políticas y de clanes; un juicio muy esperado en Filipinas, donde prevalece la impunidad judicial de los más poderosos.

El 23 de noviembre de 2009, 58 personas, entre ellas 32 periodistas, que viajaban en un convoy por la provincia de Maguindanao, en la isla de Mindanao (sur), fueron emboscadas, abatidas y enterradas en el lugar.

El peor crimen político perpetrado en el archipiélago suscitó la indignación de la comunidad internacional y puso en relieve los problemas endémicos de la sociedad -dinastías políticas poderosas, cultura de la impunidad y fácil acceso a las armas.

El juicio de 100 acusados, que concluyó en julio pasado, estuvo plagado de sospechas de corrupción y el asesinato de cuatro testigos.

Una condena "enviaría una fuerte señal a las personas que violan los derechos humanos y demostraría que no siempre pueden salirse con la suya", afirmó a la AFP Carlos Conde, de la organización Human Rights Watch (HRW), en Nueva York.

Por el contrario, una absolución sería una "catástrofe" porque "los señores de la guerra estimarán que pueden seguir recurriendo a la violencia, la intimidación y la corrupción para dirigir sus comunidades", añadió Conde.

Se sospecha que los dirigentes del poderoso clan local Ampatuan fueron responsables de la masacre de las 58 personas del convoy, que viajaban para asistir a la presentación de la candidatura de un rival de este poderoso clan.

Gobernador de Maguindanao durante casi una década, el jefe Andal Ampatuan deseaba que lo sucediera su hijo, Andal Ampatuan junior, considerado como el principal autor del crimen.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.