Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos periodistas siguen desde la sala de prensa del Ministerio del Interior de Irán, en Teherán, los resultados preliminares de la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias el 30 de abril de 2016

(afp_tickers)

Los candidatos reformistas y moderados lograron la victoria en la segunda vuelta de las elecciones legislativas de Irán, todo un respaldo para el presidente Hasan Rohani, según los resultados oficiales publicados este sábado.

Esos datos otorgan a la lista Esperanza de los reformistas y moderados 38 escaños, a los conservadores, 18 y a los independientes, 12 escaños de los 68 que estaban en juego en los comicios del viernes, de un total de 290.

Es la primera vez desde 2004 que la asamblea deja de estar dominada por los conservadores. Las dos grandes tendencias de la política iraní, reformistas y conservadores, pasan con ello a estar representadas de forma casi pareja en el Parlamento.

Sumando estos escaños a los 95 que recabaron en la primera vuelta del 26 de febrero, los candidatos de la lista Esperanza, o próximos, los pro-Rohani conformarán, con al menos 133 escaños, el grupo más importante del Parlamento, según un recuento de la AFP a partir de los resultados oficiales. Con todo, no alcanzarán la mayoría de 146 votos.

Los conservadores, o próximos, y los independientes les seguirán, respectivamente, con 125 y 26 diputados.

Entre los diputados elegidos en la primera vuelta hubo también cinco representantes de minorías religiosas sin una afiliación política clara (judíos, armenios, asirios, zoroástricos), mientras que en Isfahán (centro) se invalidó la elección de una diputada reformista.

Los poderes del Parlamento son limitados respecto a otras instituciones del régimen iraní como el Consejo de los Guardianes de la Constitución, en parte compuesto por religiosos nombrados por el guía supremo, Alí Jamenei.

Dentro de un año se celebran elecciones presidenciales, a las que Rohani puede ahora volverse a presentar con más confianza para una reelección.

Desde 2013, Rohani ha asumido personalmente la apuesta de restablecer puentes con la comunidad internacional. Esa apuesta culminó en julio de 2015 con el acuerdo histórico sobre el programa nuclear con las grandes potencias.

Habrá que esperar a conocer la posición de los diputados independientes para saber si los aliados del presidente Rohani obtienen la mayoría de 146 diputados en el Parlamento.

Pero, incluso si no la alcanzan, los reformistas y moderados podrán contar con los conservadores prágmaticos más conciliadores, pues los más radicales de entre ellos, opuestos a la política aperturista del presidente, ya quedaron eliminados en la primera vuelta.

La anterior asamblea estaba ampliamente dominada por los conservadores, con más de 200 diputados.

- Récord de mujeres diputadas -

Cuatro mujeres salieron elegidas en la segunda vuelta y se suman a las 13 de la primera ronda. La nueva asamblea contará por lo tanto con 17 mujeres, en comparación con 9 en la precedente, en la que los conservadores tenían más de 200 escaños. Es la primera vez desde la revolución islámica de 1979 que el Parlamento cuenta con tantas diputadas.

La nueva asamblea se reunirá a finales de mayo para elegir a su presidente. El saliente, Ali Larijani, un conservador moderado, y el líder de los reformistas y moderados, Mohamad Reza Aref, previsiblemente competirán por el cargo.

La segunda vuelta de las legislativas se produjo unos tres meses después de la entrada en vigor del gran acuerdo sobre el programa nuclear, que permitió el levantamiento de gran parte de las sanciones internacionales contra Teherán. Rohani cuenta con el impacto del fin de esas sanciones para que la economía levante el vuelo de nuevo. Irán sufre un 11% de desempleo, un 25% entre los jóvenes.

La exasperación crece en el país ante la ausencia de mejoras económicas. El ayatolá Ali Jamenei, que marca las grandes directrices de la política interna e internacional, advirtió recientemente de que Irán necesita lo antes posible resultados "tangibles". Jamenei acusa al "enemigo" histórico, Estados Unidos, de presionar a sus aliados europeos para que Irán no logre aún recoger los frutos de este nuevo acuerdo nuclear.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP